Economía

El BID prevé repunte  económico en  América Latina del 2,2% en 2015

El crecimiento económico de América Latina en el 2014 fue el más bajo desde el 2009, pero el BID prevé que el 2015 mejorará.

ESTADOS UNIDOS. La economía latinoamericana repuntará levemente hasta registrar un crecimiento del 2,2 % en 2015, después del 1,3 % con el que se prevé que culminó 2014, indicó hoy el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el colombiano Luis Alberto Moreno.

El crecimiento de 2014 fue el más bajo desde 2009, como consecuencia de la crisis financiera global, y se espera que 2015 se mantenga ralentizado ante un escenario mundial marcado por el descenso de los precios de las materias primas y la débil demanda global.

En su informe anual ante el Directorio Ejecutivo del organismo, Moreno insistió en que la región debe potenciar las “fuentes de crecimiento interno” para hacer frente a esta coyuntura adversa.

“Allí tenemos un inmenso desafío: aumentar la productividad. Este es el factor que explica nuestro atraso relativo frente a otras partes del mundo”, explicó el presidente del BID, de acuerdo con una nota de prensa divulgada por el organismo.

Las recomendaciones para impulsar este crecimiento interno pasan por profundizar la integración comercial, modernizar la infraestructura y los servicios públicos, ampliar el acceso a servicios financieros y reducir la alta proporción de empleos informales en los mercados laborales.

Asimismo, señaló que deben protegerse los avances realizados en materia de reducción de pobreza, que ha caído a niveles históricamente bajos del 27,6 % en 2014.

En tanto, Moreno resaltó el papel del BID a la hora de apoyar proyectos de financiación a largo plazo en la región, para los que concedió préstamos por valor de 13.000 millones de dólares en 2014, por encima de los 12.000 millones de 2013.

De ellos, el 43 % fueron para desarrollo institucional, el 38 % para infraestructura y medioambiente, el 16 % para sectores sociales y el restante 4 % a comercio e integración.

Especialmente, el presidente del BID remarcó el creciente apoyo del organismo a proyectos impulsados por el sector privado, que recibieron préstamos y garantías por más de 2.800 millones en 2014, frente a los 2.110 millones en 2013. (Efe/La Nación)