Actualidad

El alcalde de Guayaquil defendió los principios democráticos en el II Parlamento Iberoamericano con asistencia de jóvenes de 20 países

El II Parlamento Iberoamericano, iniciado el pasado miércoles 11 de los corrientes, tuvo como escenarios el Palacio de Cristal, antiguo Mercado Sur, en el Malecón Simón Bolívar, y el Salón de la Ciudad, en el Palacio Municipal.

GUAYAQUIL. Durante el tercer día del desarrollo y clausura del II Parlamento Iberoamericano de Jóvenes que tuvo como sede Guayaquil, a propósito del tema La Prensa y la Libertad de Expresión, el alcalde, Jaime Nebot, destacó que la Libertad es el fundamento de la misma vida, especialmente la libertad de expresión y pensamiento y la Libertad de emprendimiento, en contraposición a visiones pragmáticas de las realidades nacionales.

“La Libertad es el eje de la vida. Sin libre albedrío no hay ser humano en la extensión verdadera de la palabra. Las libertades son muchas, pero hay dos que son fundamentales: la Libertad de expresión, en todo su amplio sentido, y la Libertad de emprendimiento, la libertad de prosperar, esa es la razón de ser de la vida de cualquier ciudadano, de cualquier parte del mundo, de cualquier época”, ha sentenciado, al desmerecer las corrientes de pensamiento que dejan de lado los valores ideológicos en pos de un pragmatismo, del cual advirtió de no caer a la más de una centena de jóvenes de más de 20 países de América y Europa, en esta cita hemisférica sobre la Democracia, los Derechos Humanos y las Libertades citada en el Salón de la Ciudad del Palacio Municipal guayaquileño.

Enarboló la defensa de las ideologías que no son, dijo, otra cosa que una manera de pensar que acaba en una manera de actuar con un resultado que condena o que libera a los ciudadanos de un país, “…de manera que no se dejen impresionar de resultados y de conceptos ultrapragmáticos”.

Nebot presidió una mesa que tenía como integrantes al ex presidente de El Salvador, Armando Calderón, asambleístas, concejales y un panel de periodistas destacados como María Josefa Coronel, Tania Tinoco y Carlos Rojas, las dos primeras de larga trayectoria en la televisión nacional y el segundo en el marco del periodismo escrito; así como al presidente de Iberoamérica Líder, entidad organizadora del evento, Manual Zalba, a su vicepresidente, José Roger Porras, coordinador del encuentro.

El alcalde guayaquileño recordó que en materia de ideología rigen en el horizonte político solamente dos: “La una, un neocomunismo que puede llamarse socialismo del siglo XXI, y la otra, un liberalismo que se traduce en una economía social de mercado. La primera se traduce en autoritarismo, estatismo, dirigismo, aversión al mercado, gasto público incontrolado, lucha de clases, pobreza, más a la corta que a la larga. La segunda, es respeto a la libertad, especialmente a la libertad de expresión, de emprendimiento, respeto a la democracia, a la independencia de las funciones del estado. Es el respeto a los derechos colectivos e individuales de la sociedad”.

De estos derechos resaltó el derecho a la propiedad y a la prosperidad y atribuyó al liberalismo los efectos de seguridad jurídica y confianza que emergen como garantes para la inversión y el emprendimiento en una sociedad así regida que, indudablemente, se enrumba al progreso en Libertad.

El alcalde guayaquileño, quien repitió el deseo de bienvenida a los asistentes, concluyó su intervención con una arenga indeclinable: “Espero que ustedes inculquen siempre a las comunidades que representan o que aspiran a representar, algo sencillo: los pueblos no necesitan pastores, las ovejas necesitan pastores; los pueblos no necesitan mesías, necesitan faros y antorchas que alumbren el camino a orientar. Y esos faros y esas antorchas, son las grandes multitudes que nacen de la mezcla de liderazgos: liderazgos individuales y liderazgos colectivos. Eso sí, unidos, renovados, aguerridos, incansables y, sobre todo, curados de los errores de siempre, que son los que muchas veces no permiten el desarrollo de los pueblos”.

El II Parlamento Iberoamericano, iniciado el pasado miércoles 11 de los corrientes, tuvo como escenarios el Palacio de Cristal, antiguo Mercado Sur, en el Malecón Simón Bolívar, y el Salón de la Ciudad, en el Palacio Municipal.

Organizado por Iberoamérica Líder y patrocinado por el Municipio porteño el II Parlamento Iberoamericano de la Juventud reunió los panelistas y delegaciones de jóvenes de Honduras, Perú, Venezuela, Costa Rica, Chile, Bolivia, España, Estados Unidos, México, Argentina, El Salvador, Nicaragua, República Dominicana, Guatemala, Uruguay, Panamá, Ecuador, entre otros, quienes participaron en esta cita que culminó con la Declaración de Guayaquil, un documento que recoge el compromiso de perseverar por las libertades esenciales y una democracia que las respete y guie a los pueblos iberoamericanos en el futuro.

En su tercer día y previo a su clausura, Iberoamérica Líder, a través de su presidente, Manuel Zalba, entregó sendas placas de reconocimiento al ex presidente de El Salvador y al Alcalde de Guayaquil por su apoyo a la realización del encuentro. (MUNICIPALIDAD DE GUAYAQUIL)