Internacional

El acuerdo en Cumbre de la Paz por guerra entre Rusia-Ucrania fue rechazado por México, Brasil y 10 países más

El texto final propuesto por Ucrania, usando de intermediario a Volodomir Zelenski, no obtuvo la adhesión de más de una docena de los países participantes, incluidos el Vaticano y varias naciones del Sur Global.

Entre estos países se encuentran India, Brasil, Sudáfrica (del bloque BRICS), México, Colombia, Indonesia, Libia, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Tailandia y Armenia.

China, un aliado clave de Rusia que no asistió, y Brasil han trabajado conjuntamente para establecer rutas alternativas hacia la paz. Desde su regreso al poder en 2023, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ha mantenido una postura crítica hacia Occidente por su apoyo a Ucrania, lo que ha generado tensos enfrentamientos con Zelenski y sus aliados. El presidente argentino, Javier Milei, participó en el encuentro acompañado por la canciller Diana Mondino.

Al finalizar la cumbre, Zelenski afirmó que Rusia y sus dirigentes «no están listos para una paz justa».

«Nosotros debemos hacer nuestro trabajo. No pensemos en Rusia. Hagamos lo que tenemos que hacer«, declaró el presidente ucraniano.

Solamente 80 países apoyaron el acuerdo en Cumbre de la Paz

Según una cifra difundida por la pantalla oficial de la sala de prensa, unos 80 países apoyaron la declaración final. El texto reafirma «los principios de soberanía, independencia e integridad territorial de todos los países, incluida Ucrania». Denuncia «la militarización de la seguridad alimentaria» y exige el retorno de los niños ucranianos deportados a Rusia. Además, llama a «implicar a todas las partes» del conflicto para cesar las hostilidades, a pesar de que Rusia, que no fue invitada, y su aliada China, que por esa razón no participó, restaron importancia a la cumbre.

El presidente ucraniano expresó su esperanza de federar a la comunidad internacional en torno a una propuesta de paz que podría eventualmente presentar a Moscú.

«Debemos decidir juntos lo que significa una paz justa para el mundo y cómo puede ser obtenida de forma duradera«, declaró.

Zelenski también afirmó que Ucrania «no era enemiga» de China, acusada de contribuir al esfuerzo de guerra ruso entregándole piezas para su armamento. «China podría ayudarnos», insistió el presidente.

A pesar del desbloqueo de la ayuda militar estadounidense, suspendida durante meses, y de los compromisos asumidos por otros aliados, sobre todo europeos, Zelensky considera que los volúmenes actuales no son suficientes para ganar la guerra. «Hay ayuda. Hay envíos importantes. ¿Es suficiente para ganar? No. ¿Las cosas llegan demasiado tarde? Sí», lamentó.

Vladimir Putin sobre Zelenski

La víspera, Vladimir Putin lanzó otra de sus provocaciones al asegurar que sus tropas se retirarían exactamente un minuto después de que Kiev renunciara a adherirse a la OTAN y aceptara desprenderse de todos los territorios ocupados hasta el momento por Moscú. Para Ucrania, esto significaría ceder más del 20% de su suelo. Esta exigencia fue rechazada de plano por la mayoría de los presentes en Suiza, y el presidente Zelenski la calificó como «un ultimátum a lo Hitler».

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, declaró hoy que Ucrania debería «reflexionar» sobre la propuesta del presidente ruso, asegurando que no se trataba de un «ultimátum«, sino de «una iniciativa de paz que toma en cuenta las realidades del terreno».

Por:  LA REPÙBLICA PERÙ