Ciencia

El 67 por ciento de la población mundial padece de herpes, según OMS

A esta cifra se suman 417 millones de personas, entre 15 y 49 años, que tienen la otra variedad de la enfermedad, HSV-2, que causa herpes genital.

EEUU. El 67 por ciento de la población mundial de menos de 50 años padece herpes de tipo 1, una infección incurable que provoca ampollas febriles y en algunos casos herpes genital, reveló la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Más de 3.700 millones de personas de menos de 50 años están infectadas por el virus herpes simplex de tipo 1 (HSV-1)”, dijo la OMS en un comunicado.

 A esta cifra se suman 417 millones de personas, entre 15 y 49 años, que tienen la otra variedad de la enfermedad, HSV-2, que causa herpes genital.

El herpes tipo 1 se transmite principalmente por contacto con las partículas virales de las ampollas febriles, la saliva y superficies bucales, labiales o periorales. Este tipo de herpes afecta al 87 por ciento de personas de menos de 50 años en África y al 75% en el mediterráneo oriental.

En Europa, el 69 por ciento de las mujeres de menos de 50 años tienen el virus así como el 61 por ciento de los hombres de menos de 50 años. América es la región menos afectada, con 49% de las mujeres de menos de 50 años infectadas y un 39 por ciento de los hombres de esa edad.

A pesar de que el HSV-1 normalmente causa úlceras más que infecciones genitales, se está convirtiendo en una fuente de infecciones genitales, especialmente en países ricos.

La situación ocurre porque la higiene en los países ricos ha bajado las tasas de infección con HSV-1 en la niñez, dejando a los más jóvenes expuestos a contraerlo a través del sexo oral cuando inician una vida sexual.

El HSV-2 puede incrementar el riesgo de contraer y contagiar VIH. Si bien poco se sabe de los vínculos entre HSV-1 y el VHI / Sida, sí puede provocar otras complicaciones graves como la encefalitis.

“De verdad necesitamos acelerar el desarrollo de vacunas contra el virus del herpes simple, y si se diseña una vacuna que además de prevenir el HSV-2 también prevenga el HSV-1, tendría beneficios de muy amplios”, aseguró Sami Gottlieb, médico de la OMS. (Internet/La Nación)