Internacional

Ejército ucraniano dispuesto a cesar hostilidades, según ministro de Defensa

El mando militar ucraniano ha reconocido que más de 400 soldados han perdido la vida en combates con las milicias prorrusas desde el alto el fuego declarado el pasado 5 de septiembre.

KIEV. El Ejército ucraniano está dispuesto a cesar las hostilidades, en el marco de la tregua acordada la pasada semana con los separatistas prorrusos, anunció Stepán Poltorak, ministro de Defensa ucraniano.

Poltorak recordó que la pasada semana las autoridades ucranianas y representantes de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk  alcanzaron un acuerdo para declarar una tregua. Además, subrayó que la nueva tregua no depende de que se reanuden esta semana las consultas en Minsk entre Ucrania, los separatistas, Rusia y la OSCE.

El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, se reunió hoy con representantes de la OSCE en Kiev a los que instó a convocar “cuanto antes” una reunión del Grupo de Contacto (Ucrania, separatistas, Rusia y la OSCE). Previamente, el Kremlin y los separatistas expresaron hoy su confianza en que esta misma semana se reanuden las consultas con Ucrania en Minsk.

“Hemos confirmado nuestra disposición a celebrar la reunión del Grupo de Contacto (Ucrania, separatistas, Rusia y la OSCE) en los próximos días. Estamos haciendo todo lo posible para que se celebre esta semana”, dijo Yuri Ushakov, asesor del Kremlin.

Mientras, los separatistas se mostraron convencidos de que la reunión tendrá lugar esta semana, aunque la fecha aún está en el aire.

“Las negociaciones según el formato de Minsk tendrán lugar esta semana tan pronto como Kiev confirme la agenda, que se está abordando en estos momentos”, apuntó Denís Pushilin, negociador de la autoproclamada república popular de Donetsk.

Pushilin explicó que los insurgentes quieren discutir en la capital bielorrusa asuntos como una nueva tregua, el repliegue de la artillería y las lanzaderas de misiles, o el canje de prisioneros de guerra por listas consensuadas.

Además, también insisten en tratar el gradual levantamiento del bloqueo económico impuesto a las zonas rebeldes por Kiev y la entrada en vigor de las leyes que conceden tres años de autonomía a los separatistas y amnistía a los milicianos.(Efe/ La Nación)