Actualidad

Ejército busca profesionales de 10 ramas para oficiales y tropa

La convocatoria iniciará este lunes, 8 de agosto del 2022. El Ejército comenzará un nuevo proceso de selección para incorporar a sus filas profesionales de 10 distintas ramas.

Los aspirantes elegidos se convertirán en oficiales y soldados de tropa especialistas. Así se conoce a los uniformados que tienen una preparación académica superior.

Este año, las profesiones que el Ejército admitirá en el proceso de selección son las siguientes:

Para oficiales especialistas podrán postular personas que cuenten con los títulos de medicina general, odontología general, psicología, derecho y administración general.

En cambio, para personal de tropa, se admitirán a titulados en sanidad (enfermería, emergencias, imagenología y química y farmacia), música, secretariado, administración de financiera y comunicación social.

Las inscripciones estarán abiertas hasta el próximo miércoles, 24 de agosto del 2022, a través de la página web www.esmil.mil.ec

El prospecto con toda la información ya está publicado en el mismo portal digital. En ese documento, de 20 páginas, se detalla los requisitos que deben tener las personas que decidan postular a esta oportunidad.

Según la información oficial del Ejército, los aspirantes deben cumplir con 18 requisitos. Entre los más importantes están:

Ser mayor de edad hasta los 35 años.

Tener título profesional de tercer o cuarto nivel debidamente reconocidos por el Estado. (oficiales especialistas)

Tener título técnico superior o tecnológico debidamente reconocidos por el Estado.

No contar con antecedentes penales.

Tener una estatura mínima de 160 cm los hombres y 155 cm las mujeres.

Presentar certificado de vacunación con la dosis de refuerzo de la COVID-19.

Además, los aspirantes que ingresen al proceso deberán cumplir con una serie de pruebas físicas, psicológicas, académicas y una entrevista personal.

El Ejército ha señalado que no tiene convenio alguno con instituciones o personal militar en servicio pasivo para servicios de preparación que garanticen el ingreso a las escuelas de formación.

 

 

 

– El Comercio