Ciencia

Ejército Alemán se une a la lucha contra el ébola y recluta a 2.000 voluntarios.

La llamada del Ministerio de Defensa Alemán para ayudar a combatir el ébola en África, reunió cerca de 2.000 voluntarios, entre soldados y civiles.

BERLÍN. Tan solo 48 horas bastaron para que este llamado reúna a médicos, enfermeros y técnicos del Ejército, dispuestos a prestar su ayuda ante esta enfermedad que está expandiéndose en África, a esto, fuentes del departamento de Cooperación y Ayuda al Desarrollo expresaron su satisfacción por la amplia respuesta obtenida.

La invitación fue lanzada el lunes por la ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, tanto a personal militar como civil, que antes de partir recibirían formación especializada sobre el ébola, su tratamiento y las medidas preventivas.

A los voluntarios se les garantizó, asimismo, su regreso urgente y seguro a Alemania en el caso de resultar infectados por el virus.

“La epidemia pone en peligro no sólo la seguridad y la estabilidad en el África Occidental, sino que adquiere una dimensión mundial”, señaló Von der Leyen en un escrito dirigido a las tropas, en el que recordó que todo el mundo está llamado a responder de forma “rápida y efectiva”.

Hasta el momento la aportación alemana en la lucha contra el ébola se había centrado en la ayuda material y logística, cuestión que había sido calificada de insuficiente por la oposición parlamentaria.

Alemania y Francia han avanzado su intención de poner en marcha un puente aéreo desde Senegal para transportar a los países afectados por la epidemia hasta cien toneladas diarias de material de emergencia.

Berlín ha informado también de que apoyará a la Cruz Roja alemana para preparar un hospital móvil de más de 200 camas y dos puntos de asistencia sanitaria básica en la región. (Efe/La Nación)