Opinión

Ejercicios navales Galápagos

Comandante Raúl Hidalgo Zambrano/Guayaquil

 

La Armada del Ecuador cumplió con éxito las operaciones combinadas dentro de una fuerza de tarea multinacional destinada a vigilar, interceptar e inspeccionar embarcaciones sospechosas de cometer actos ilícitos, en la altamar, frente a nuestras costas continentales e insulares. Es resultado de la propuesta de sus representantes en la Conferencia Naval Interamericana realizada en Colombia, 2018. Fue aprobada debido a la enorme cantidad de pesqueros sin control, de nadie, en las fronteras marítimas de los países de la región y; la necesidad de unir las fuerzas y autoridades navales para mayor disuasión.

Los ejercicios se denominan GAPAPEX. Participaron las armadas de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Italia, Panamá, México y Perú; y sus autoridades marítimas, con la finalidad de coordinar acciones contra embarcaciones y tripulación en actos ilegales. Cabe destacar que, para el comando y control fueron instalados en las unidades participantes el sistema Orión desarrollado por nuestro astillero naval ASTINAVE-EP. Queda abierta la integración de otras naciones, pues la tarea de controlar la pesca ilegal no reglamentada y no declarada afecta la vida de especies en peligro de extinción y los océanos.

Las actividades ilegales en los mares del mundo se han incrementado, los países no tienen la suficiente capacidad de ejercer el control, por ello es necesario la integración de las fuerzas navales.

Tenemos ejemplos de la acción de este tipo de fuerzas en las áreas de mayor actividad por parte de piratas como el golfo de Guinea, Somalia en el cuerno de África, el mar Indico, el sureste de Asia y otros puntos estratégicos por donde circulan los buques mercantes. Los actos de piratería armados buscan secuestrar a la tripulación para exigir rescate, robar equipos y bienes del buque, hay casos que roban la carga fácilmente vendible como el petróleo o combustibles. Potencias como EE. UU., Francia, Reino Unido, Japón, China y otros han establecido bases navales en Yibuti, país del África oriental, con excelente posición estratégica para controlar el mar Rojo y canal de Suez.

La migración ilegal y tráfico humano por el mar, también ha requerido la unión de fuerzas de tarea navales multinacionales para salvar vidas y neutralizar redes de coyoteros. Un ejemplo son las que operan en el mar Mediterráneo donde ocurre la mayor diáspora de migrantes africanos en busca de llegar a cualquier país europeo.

Un verdadero drama de difícil contención.

La pesca ilegal, la pitaría, el tráfico de personas, el narcotráfico y otras actividades ilegales se producen en grandes áreas marítimas, son difíciles de vigilar, controlar, neutralizar o eliminar para una fuerza naval de un país; lo apropiado es unir fuerzas navales multinacionales para lograr mayor disuasión y resultados positivos contra las actividades delincuenciales en el mar.

El Ecuador, fuerzas armadas, fuerza naval, autoridad marítima y guardacostas están bien orientadas y centradas con la planificación y ejecución de GALAPEX 2023. Hay que fortalecer este tipo de operaciones dentro de una fuerza naval multinacional.