Economía

Egas: ” Es necesario que Ecuador tenga una autonomía en la producción de vacunas”

La empresa extranjera cuenta con la capacidad tecnológica para transferir conocimientos que desarrollen la industria nacional.

QUITO.  La firma del convenio entre la empresa Enfarma EP y el grupo farmacéutico Sinopharm International Corporation de China, beneficiará a la producción nacional de vacunas que cubrirá la demanda del Sistema de Salud Publica, con una inversión aproximada de 50 millones de dólares.

El acuerdo contó con la presencia del ministro de Industrias y Productividad (Mipro), Eduardo Egas, el embajador de China, Wang Yulin, el gerente general de Enfarma EP, Luis Monteverde y el apoderado de Sinopharm en Ecuador, Cui Jiao, los mismos que ratificaron el significado de la firma para la industria farmacéutica del Ecuador.

Esta alianza permitirá la fabricación de siete tipos de vacunas, para combatir la influenza y la poliomielitis, entre otras. Además, se prevé la reconstrucción de la planta de vacunas y suero antiofídico en Guayaquil en un plazo no mayor a 2 años. “Estamos garantizando aquello que la constitución dice, como deber del Estado, estamos atendiendo la salud del pueblo ecuatoriano, a través de un acceso a medicamentos de calidad y de precios asequibles”, enfatizó Egas, tras la firma del acuerdo.

Por su lado, el apoderado de Sinopharm, Culi Jiao, argumentó que  “en los últimos dos años, bajo la alianza de los Gobiernos Chino y Ecuatoriano, se desarrolló la dotación de infraestructura a los centros de salud y a los hospitales de atención pública. Con este acuerdo se establecerá un vinculo de producción y abastecimiento de fármacos a nivel nacional”.

La empresa extranjera cuenta con la capacidad tecnológica para transferir conocimientos que desarrollen la industria nacional y cumplir con el desafío de sustituir la importación de medicamentos. Los ingresos aproximados de Sinopharm por concepto de ventas ascienden a los 45 billones de dólares, aspecto, que  le permitirá a Enfarma EP desplegar su capacidad.  (El Ciudadano/La Nación)