Economía

Egas deja presidencia del banco Pichincha

Al dejar la presidencia, Egas aseguró que la normativa vigente para el sector financiero nacional limita su continuidad en el cargo.

QUITO. El banquero ecuatoriano Fidel Egas, que desde 1992 ocupaba la presidencia del Banco del Pichincha, uno de los más importantes del país suramericano, dejó el cargo en manos de Antonio Acosta, informó hoy la entidad financiera.

La junta de accionistas del Banco del Pichincha decidió encargar la máxima representación de la institución a Acosta, que desde hace 13 años venía desempeñando el rol de presidente adjunto, explicó la entidad en un comunicado.

Asimismo, los accionistas designaron al hijo de Fidel Egas, del mismo nombre y que ocupaba la dirección principal del banco, como nuevo presidente adjunto.

“Estoy seguro que en la presidencia de Antonio Acosta el Banco continuará por los mismos rumbos” y que se respetará “el compromiso institucional adquirido con toda la sociedad ecuatoriana”, señaló Egas.

Acosta se comprometió a “mantener los principios y valores de la institución que, con especial rigor, han sido permanentemente expuestos y practicados por” su antecesor, según el comunicado.

El banco informó que durante la presidencia de Egas, la entidad se extendió con éxito por todo el territorio ecuatoriano, también por varios países de la región y llegó incluso a España.

Recordó que en 1992 el banco contaba con una cartera de créditos por 108 millones de dólares y una participación de mercado del 10 %, mientras que en diciembre de 2014 esos indicadores llegaron a 5.500 millones de dólares y una cuota del mercado del 29,9 %.

El total de depósitos que el Pichincha captó en 1992 fue de 165 millones de dólares, lo que entonces suponía el 13,8 por ciento del mercado, pero en 2014 ese rubro ascendió a 8.265 millones de dólares y una participación del 30 por ciento.

La utilidad obtenida por la entidad el año pasado fue de cerca de 80 millones de dólares, mientras que en 1992 era de 1,1 millones, un crecimiento que también se registra en el número de agencias distribuidas en el país y que actualmente son 236, cuatro veces más que hace un cuarto de siglo.

Durante la gestión de Egas, la institución adquirió el Banco Financiero del Perú, desarrolló el Banco Pichincha Colombia y creó el Banco Pichincha Panamá, así como la subsidiaria europea Banco Pichincha España, que acaba de cumplir 5 años de operaciones.

De forma paralela, su agencia internacional en Miami (EE.UU.) se ha convertido en un importante apoyo al desarrollo del comercio exterior ecuatoriano, añade el comunicado.

El Banco Pichincha es una de las mayores entidades financieras del país con activos por 9.883 millones de dólares, a diciembre de 2014, que supone el 29,4 por ciento del sistema bancario nacional.

La entidad ecuatoriana ha recibido una calificación de “AAA-” por parte del Bank Watch Ratings y esa misma nota del Pacific Credit Rating, lo que la describe como “una empresa con destacada trayectoria de rentabilidad y perspectiva estable”. (Efe/La Nación)