Internacional

EEUU y Cuba tratan temas sensibles buscando retomar sus relaciones

Estados Unidos tratará de convencer a Cuba de levantar las restricciones de viaje a sus diplomáticos y convertir la sección de intereses en una embajada.

LA HABANA. Funcionarios de alto rango de Estados Unidos y Cuba negociaban temas sensibles como el embargo económico y la situación de derechos humanos en la isla, en un encuentro histórico que busca de restablecer las relaciones diplomáticas entre los viejos enemigos de la Guerra Fría.

En el segundo día de conversaciones entre los dos países en La Habana, las delegaciones discutirán cómo enmendar los lazos rotos hace más de medio siglo.

Las delegación estadounidense, liderada por la subsecretaria de Estado adjunta Roberta Jacobson, y la de Cuba, encabezada por la directora para América Latina del Ministerio de Relaciones de Cuba, Josefina Vidal, intentaban a puertas cerradas superar las profundas diferencias de perspectiva de los países.

El Secretario de Estado estadounidense John Kerry dijo que esperaba abrir formalmente una embajada de Estados Unidos en Cuba, y aseguró estar preparado para reunirse en el momento adecuado con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, con quien solo ha conversado telefónicamente.

Cuba, por su lado, volverá a exigir la derogación del embargo económico que Washington ha mantenido sobre la isla durante décadas, además de pedir que sea eliminada de la lista de estados patrocinadores del terrorismo.

Las charlas no prometen ser sencillas después de que en la primera ronda del miércoles los gobiernos no pudieron ponerse de acuerdo sobre las políticas migratorias de Washington hacia La Habana, como una ley que da beneficios exclusivos a cubanos y que Estados Unidos mantendrá a pesar de que Cuba se queja de que fomenta la emigración ilegal.

Los países han sido archienemigos políticos desde poco después del estallido de la revolución de 1959 liderada por el ex presidente cubano Fidel Castro. Las relaciones diplomáticas fueron interrumpidas en 1961, a pesar de que sólo los separan 145 kilómetros de aguas azules. (Internet/ La Nación)