Internacional

EEUU pidió a Israel que evite «más daños a civiles» palestinos

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, pidió al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que evite infligir «más daños a los civiles» en Gaza y aseguró que el país hebreo aceptará una misión de evaluación de la ONU en el norte del enclave para facilitar un retorno de los desplazados, en su visita de este martes a Tel Aviv en el marco de su cuarta gira por la región desde los ataques de Hamas a Israel del 7 de octubre.

«El secretario reafirmó nuestro apoyo al derecho de Israel a impedir que se repitan los ataques terroristas del 7 de octubre y subrayó la importancia de evitar más daños a la población civil y de proteger las infraestructuras civiles en Gaza», dijo el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller.

La guerra en Gaza se inició luego de que milicianos de Hamas y otros grupos armados como la Yihad Islámica atacaran territorio israelí el 7 de octubre, donde mataron a unas 1.200 personas y secuestraron a unas 240, entre ellos una veintena de argentinos. Luego de una mediación encabezada por Qatar, Estados Unidos y Egipto, fueron liberados más de 100 rehenes a cambio de prisioneros palestinos retenidos en cárceles israelíes.

El funcionario de la administración de Joe Biden y Netanyahu también discutieron sobre «los esfuerzos en curso para asegurar la liberación de todos los rehenes» que permanecen en cautiverio en Gaza y que, según un recuento de las autoridades israelíes, son cerca de 130.

A su vez, dialogaron sobre «la importancia de aumentar el nivel de asistencia humanitaria que llega a los civiles en Gaza», dijo Miller.

Antony Blinken e Isaac Herzog presidente israel secblinken

Antony Blinken e Isaac Herzog, presidente israelí. (@secblinken)

Blinken también se reunió con el opositor de Netanyahu y actual miembro del gabinete de guerra, Benny Ganzt, y luego del encuentro la secretaría de Estado publicó un breve comunicado donde señaló que EEUU estima que la reducción de daños a civiles y la aceleración de la ayuda para los palestinos de Gaza, entre otras cosas, podría hacerse «mediante un proceso eficaz de desescalada del conflicto».

Luego de las reuniones con miembros del gobierno israelí, el funcionario de EEUU dio una conferencia de prensa en la que aseguró «que todo el mundo tiene que tomar decisiones, y eso incluye a Hamas», ya que el grupo podría «haber acabado con esto el 8 de octubre si no se hubiera escondido detrás de los civiles, si hubiera depuesto las armas, si se hubiera rendido, si hubiera liberado a los rehenes».

En momentos en que «la campaña de Israel evoluciona hacia una fase de menor intensidad en el norte de Gaza y (el ejército israelí) reduce sus efectivos allí, hemos acordado un plan para que la ONU lleve a cabo una misión de evaluación» en esa zona, dijo Blinken.

En un principio, la ofensiva israelí se centró en el norte del enclave, pero los funcionarios de Netanyahu explicaron en los últimos días que la avanzada se enfoca ahora en el centro y sur del territorio

Según el secretario de Estado estadounidense, la misión de la ONU «determinará qué hay que hacer para permitir que los desplazados palestinos vuelvan al norte de forma segura». Esto no ocurrirá de la noche a la mañana, afirmó y añadió que existen «graves problemas de seguridad, infraestructura y humanitarios».

Pero esta misión iniciará un proceso que evalúe estos obstáculos y cómo pueden superarse. «He dejado muy claro que los civiles palestinos deben poder regresar a sus hogares tan pronto como las condiciones lo permitan. No se les debe presionar para que abandonen Gaza», dijo Blinken, según recogió el diario británico The Guardian.

EEUU rechaza «inequívocamente» cualquier propuesta que abogue por el reasentamiento de palestinos fuera de Gaza, informó. A la vez, aseguró que el «balance diario de civiles en Gaza, sobre todo niños, es demasiado alto».

Blinken también reclamó «más comida, más agua, más medicamentos» para Gaza, según recogió la agencia de noticia AFP.

Luego del ataque de Hamas, Israel declaró la guerra y desató una ofensiva contra la Franja de Gaza que dejó al menos 23.210 muertos, según el balance de hoy del Ministerio de Salud del enclave gobernado por Hamas, además de una situación humanitaria agravada por la falta de insumos básicos en el enclave.

Miller también comentó que Blinken «reiteró la necesidad de garantizar una paz duradera y sostenible para Israel y la región, incluida la creación de un Estado palestino».

Por: Télam