Internacional

EEUU confiado en que Arévalo asumirá el poder en Guatemala el domingo

Una delegación estadounidense viajará hasta Guatemala para participar de la toma de posesión de Bernardo Arévalo como presidente del país, aún en medio de intentos por parte del Ministerio Público de evitar su llegada al poder. EEUU confía en que se dará la transición.

El gobierno estadounidense sigue de cerca la transición de poder entre Alejandro Giammattei y Bernardo Arévalo en Guatemala, y a tres días de la ceremonia, están “colaborando” con la comunidad internacional y el presidente electo para “asegurar la transición”, según dijo Brian Nichols, subsecretario para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EEUU.

En una llamada con la prensa el jueves, Nichols aseguró que EEUU tiene “varias herramientas legales” que está dispuesto a usar en los próximos días si continúan los esfuerzos de “obstaculizar” la transición democrática. Entre ellos, los intentos del Ministerio Público de anular la elección que dio la victoria a Arévalo.

“A partir del domingo los del Ministerio Público se van a dar cuenta de que han fracasado en sus intentos y es el momento de cambiar por el bienestar de todos los guatemaltecos”, agregó Nichols.

Aunque el subsecretario aseguró sentirse confiado en que el cambio de poder ocurrirá en Guatemala el domingo, exhortó a estar “preparados” para cualquier intento de “obstaculizar una transición democrática”.

De no ocurrir dicha transición, detalló que sería una violación de la Carta Interamericana para la Democracia, y de múltiples acuerdos de cooperación internacional de los que Guatemala hace parte.

Giammattei, por su parte, criticó al gobierno estadounidense en un discurso desde la Organización de los Estados Americanos (OEA) el miércoles, en el que aseguró que se habían suspendido visas a un centenar de diputados “de manera unilateral y sin permitir la posibilidad de defensa ante los señalamientos en sus contras”.

El subsecretario de Estado reaccionó asegurando que EEUU tiene la obligación sancionar “a las personas que obstaculizan la democracia o que promueven la corrupción”, acciones que se habían identificado en miembros del Congreso.

Las declaraciones de Nichols ocurren el mismo día en que el exministro de Gobernación de Guatemala Napoléon Barrientos fue detenido a petición de la fiscalía que lo acusa de presunto incumplimiento de deberes por no acatar una orden de la Corte de Constitucionalidad para desalojar a manifestantes que protestaban contra las acciones judiciales emprendidas contra el proceso electoral y en reclamo de la renuncia de la fiscal general Consuelo Porras.

Fuente: La Voz de Américas