Internacional

EE.UU. y Rusia reanudan sus contactos sobre seguridad en espacio aéreo sirio

La conversación por videoconferencia es la segunda entre las dos potencias.

WASHINGTON. Funcionarios de Defensa de EE.UU. y Rusia mantuvieron hoy nuevas conversaciones para mantener la seguridad en el espacio aéreo sirio, donde ambos países llevan a cabo operaciones de bombardeo, en una ronda que se cerró con “avances”, según el Departamento de Defensa estadounidense.

La conversación por videoconferencia es la segunda entre las dos potencias, que ya mantuvieron un primer contacto este mes con el fin de aclarar maniobras técnicas para evitar encontronazos y determinar frecuencias de radio para comunicarse.

“Hoy, funcionarios del Departamento de Defensa (de EE.UU.) mantuvieron una videoconferencia segura con funcionarios del ministerio de Defensa ruso”, anunció el portavoz del organismo estadounidense, Peter Cook, en un comunicado.

“Las conversaciones se centraron en pasos que puedan dar las aeronaves rusas y las de la coalición contra el Estado Islámico (EI) para promover operaciones de vuelo seguras en Siria“, añadió.

Los contactos duraron “aproximadamente 90 minutos” y en ellos “se hicieron avances”, de acuerdo con el portavoz, quien describió el tono de la conversación como “profesional” y subrayó que se ciñó exclusivamente a “la implementación de procedimientos específicos de seguridad”.

“Estados Unidos acordó mantener otra conversación con Rusia en el futuro cercano”, concluyó el portavoz.

Estados Unidos lleva algo más de un año realizando operaciones aéreas de vigilancia y bombardeo sobre Siria e Irak para combatir a los yihadistas del EI.

Rusia, por su parte, comenzó la semana pasada a realizar ataques aéreos y con misiles crucero en Siria, que según EE.UU. están dirigidos en su gran mayoría a posiciones de fuerzas opositoras al presidente sirio Bachar al Asad.

Pese a sus diferencias, EE.UU. ha insistido en la necesidad de evitar choques indeseados y ha asegurado que en al menos una ocasión los pilotos estadounidenses tuvieron que realizar una maniobra de evasión para evitar acercarse demasiado a cazas rusos. (EFE/La Nación)