Internacional

EE.UU.: dos secretarios se opusieron a decisión sobre el Obamacare

El Gobierno de Donald Trump decidió apoyar la completa eliminación de la ley sanitaria conocida como Obamacare pese a la oposición de dos figuras clave de la administración, difunden hoy medios estadounidenses.

La postura anunciada el pasado lunes de que el ejecutivo respaldará la invalidación de esa legislación de salud ocurrió aun cuando se mostraron en contra de ese paso el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar; y el fiscal general, William Barr, aseguró el portal digital Politico.

Según ese medio, tres fuentes con conocimiento directo de la decisión le comunicaron que la acción dramática fue impulsada por el jefe de política interna de la administración, Joe Grogan; y el director en funciones de la Oficina de Administración y Presupuesto, Russ Vought.

Ambos son aliados cercanos del jefe interino de personal de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, quien ayudó a diseñar la medida, añadió la publicación.

Hace dos días el Departamento de Justicia llamó a la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito, con sede en Nueva Orleans, Luisiana, a confirmar la sentencia dictada por el magistrado conservador Reed O’Connor en diciembre pasado en contra del Obamacare.

Ese magistrado consideró inconstitucional el mandato individual de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible aprobada durante la administración de Barack Obama (2009-2017) y se pronunció a favor de eliminar toda la normativa, lo cual puso en peligro la cobertura sanitaria de 20 millones de norteamericanos.

Antes de la decisión del juez, el Departamento de Justicia había manifestado que aunque algunas partes de la ley de salud, incluyendo las relacionadas con las protecciones para personas con condiciones preexistentes, debían abolirse, el resto podría mantenerse.

Sin embargo, esa entidad ahora plantea una postura más radical al mostrarse favorable a la derogación de toda la normativa, incluyendo algunas de sus protecciones más distintivas, en consonancia con la posición de Trump, quien desde su etapa como candidato republicano llamó a cancelar el Obamacare.

Medios norteamericanos indicaron que la movida del lunes sorprendió a muchos miembros del partido rojo, al considerarla un riesgo político elevado luego de que esa fuerza no lograra unirse en torno a una alternativa para sustituir esa legislación.

Además, consideran el tema peligroso de cara a las elecciones generales de 2020, pues podría hacer ganar aún más terreno a los demócratas después de que estos lograron importantes victorias en los comicios de medio término de 2018, en parte impulsados por el debate sobre la protección médica.

mem/mar

PRENSA LATINA