Opinión

¿Ecuatorianos, quién está en Guerra Interna?

Raúl Hidalgo Zambrano/Guayaquil

 

 

A pesar de que: la mayoría de la población se siente desprotegida; muchos han sido asesinados, por el crimen organizado transnacional; hay miedo y terror; una infinidad de negocios pequeños, medianos y grandes están afectados por la extorsión y; vivimos una real pesadilla. Nuestro Estado no está en guerra interna contra organizaciones criminales transnacionales terroristas.

Solo está en guerra el Poder Ejecutivo, sus Fuerzas Armadas (FF. AA.) y Policía Nacional (P. N.); el presidente Daniel Noboa tomó la valiente decisión política de declarar la guerra interna, con el apoyo de sus fuerzas lideradas por el jefe del Comando Conjunto. Los expresidentes Moreno y Lasso tomaron la decisión política de: “no hacer nada que afecte su futuro”; el expresidente Correa tomó la decisión política de: “negociar la paz”, lo que catapultó a ciertos líderes de las bandas, a altas esferas del poder político y de gobiernos autónomos descentralizados.

El poder Legislativo no está en guerra, allí convive una mayoría opositora en un acuerdo innombrable, solo ven sus intereses políticos para las próximas elecciones. No aceptan que el actual presiente Noboa triunfe en la guerra interna.

El Poder Judicial no está en guerra, parecería que algunos operadores de justicia están contagios por los políticos, amansados por el dinero, narco, o el miedo producto de amenazas. Liberan o dan medidas cautelares a jefes de bandas terroristas capturados por FF. AA. y P. N.; sus uniformados deben sentirse defraudados. En este poder, solo la Fiscalía General está en guerra.

¿Las acciones del crimen organizado transnacional afectan a otros Estados?

Sí. Considerando que estos grupos realizan sus operaciones en otros países del mundo, continentes y regiones, involucrando el buen nombre de los países. Se ubican estratégicamente para controlar los cuatro eslabones logísticos:

El primer eslabón corresponde a países donde siembran la planta de coca, los más afectados son: Colombia, Perú, Bolivia y otros a menor escala.

El segundo eslabón incumbe a países donde fabrican la cocaína, como: Colombia, Perú, Bolivia y demás.

El tercer eslabón concierne a países de tránsito y exportación de cocaína, los más destacados: México, Ecuador, Venezuela, Brasil, algunos países de Centroamérica y África.

El cuarto eslabón atañe a países de importación, donde parte de su población consume el polvo de cocaína, tienen capacidad económica para pagar altos precios, por un gramo. Aparece el dinero que sostiene toda la cadena logística y circula a través de un sistema financiero internacional opaco. Permite comprar armas a los países fabricantes e inicia otra cadena inversa de tráfico ilegal de armas. Los más importantes mercados de consumo son: Estados Unidos, países europeos y otros.

Conclusión: ecuatorianos la responsabilidad de la guerra interna no es solo del Poder Ejecutivo deben incorporarse y los Poderes Legislativo y Judicial, también, los países involucrados en los eslabones de la cadena logística de la cocaína. Todos dentro una sola política internacional que debe llamarse: ¡Responsabilidad compartida!