Actualidad

Ecuatorianos podrán trabajar mientras estudian en España

Una reforma del reglamento a la Ley de Extranjería en España, que entrará en vigor a mediados de agosto de 2022, facilitará la regularización de inmigrantes y simplificará el acceso al empleo para estudiantes extranjeros, entre ellos ecuatorianos.

Dicha ley data de 2011 y muchos procedimientos son «lentos e inadecuados» para las necesidades actuales, con lo que contribuyen a la irregularidad y la economía sumergida, reconoció el ministro español de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

Cerca de 5 millones y medio de extranjeros, más de un tercio de ellos procedentes de países de América Latina, viven en España, según los datos oficiales. Y muchos no pueden acceder a un trabajo legal porque no cuentan con un permiso de residencia o no pueden acreditar una vinculación laboral.

Una autorización de residencia y trabajo en España puede tardar una media de nueve meses.

De allí que para facilitar la incorporación de los extranjeros que ya están en el territorio español al mercado de trabajo, la reforma actualiza las figuras de arraigo laboral, social y familiar, con requisitos más sencillos.

Además, introduce novedades como el «arraigo para la formación», que permitirá a inmigrantes que lleven dos años en España que puedan formarse en profesiones «particularmente deficitarias».

Quienes sean incluidos en esta figura contarán con una autorización provisional de un año, prorrogable a otro, para realizar una formación para el empleo y después podrán solicitar autorización de residencia y trabajo por dos años si presentan un contrato.

Contratación en países de origen
Además de regularizar a quienes ya están en España, otro de los objetivos de la reforma es facilitar la contratación en países de origen. Para ello, se actualizará cada tres meses un catálogo de trabajos de difícil cobertura.

En la actualidad, la lista no responde a la realidad del mercado laboral y se limita prácticamente a marinos y entrenadores deportivos. Pero España necesita teleoperadores, desarrolladores de software, conductores de vehículo de reparto o representantes comerciales, según la reforma aprobada.

La reforma también simplifica trámites de la denominada migración circular, en la que el trabajador regresa a su país al finalizar el contrato, para conceder permisos por cuatro años que permitan trabajar nueve meses al año en España.

Estudiantes

Otros de los beneficiados de la reforma son los cerca de 50 000 estudiantes de países de fuera de la Unión Europea (UE), entre ellos ecuatorianos, que cada año se matriculan en España.

Hasta ahora, aquellos que tenían un visado de estudiante no podían trabajar para costearse sus estudios o quedarse en España tras acabar su formación académica. Ahora, la reforma les permite trabajar de forma legal hasta 30 horas a la semana, e incluso acceder después al mercado laboral sin haber tenido que vivir obligatoriamente tres años antes en el país europeo.

La nueva norma favorece igualmente la reagrupación familiar y la concesión de visados de trabajo en los sectores de actividad más tensionados, simplificando y uniformizando los procesos administrativos a seguir.

El Real Decreto que recoge la reforma entrará en vigor en 20 días a partir de su publicación, el miércoles 27 de julio de 2022, en el Boletín Oficial del Estado.

 

 

El Comercio