Opinión

ECUADOR, ZONA ROJA.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
antonioxaguirre@gmail.com

A pesar de la baja de credibilidad de Asamblea Nacional y de todo el Sistema Judicial que no llegarían individualmente a un 10 % de aceptación nacional, el poder Ejecutivo no ha logrado repuntar en su baja aceptación y escasa credibilidad que, en estos dos últimos días, ojalá, tenga un leve repunte debido al reconocido problema de salud del Primer Mandatario.

El desempeño de todo el Estado se lo podría comparar con una embarcación agujereada de proa a popa y, de babor a estribor, comandada por un Capitán inexperto que no atina a qué boya de salvación recurrir, por coincidencia todo lo que toca ya está putrefacto.

Para salvar la cuestionada nave debería de considerar un golpe de timón que lo lleve a encauzar un nuevo rumbo y aprovechar para alijar el contenido de todos los tripulantes cuya gran mayoría, salvando honrosas excepciones, debería dejarlos al garete con la esperanza que una gran ola los acerque a tierra firme y desaparezcan de sus funciones

Si nada de esto ocurre los piratas abordarán la embarcación y se la llevarán directo a algún puerto en el Mar Rojo.