Economía

Ecuador y Perú trabajan contra la minería informal

La inspección de la Cecmi y del Acafmira en la línea de frontera concluyó con el compromiso de mantener este tipo de acciones conjuntas.

QUITO. Según un estudio de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), en Perú hay 150 mil personas que trabajan en la minería informal, mientras que en Ecuador 10.472, eso ha motivó a los gobiernos de ambos países emprender una lucha contra la minería informal.

En días pasados, delegaciones de Ecuador y Perú visitaron el sector minero en la línea de frontera de la Cordillera del Cóndor entre Chinapintza en la provincia de Zamora Chinchipe (Ecuador) y la provincia de Condorcanqui (Perú) para verificar el trabajo conjunto que se realiza contra la minería informal.

Antonio Fernández, Alto Comisionado de Perú, destacó el trabajo conjunto en la verificación del cierre de bocaminas en ambos países. “Hemos verificado que están cerradas en ambos lados y estamos recomendando, por ambas partes, mantener que permanezcan cerradas definitivamente”, dijo la autoridad peruana.

De igual forma, el Contralmirante Fernando Zurita, jefe de la delegación ecuatoriana y que es a su vez, Subsecretario de Gestión y Eficiencia Institucional del Ministerio Coordinador de Seguridad, aseguró que la visita a la línea de frontera fue positiva puesto que se cumplió con una de las tareas del Plan Operativo Anual 2015 del Eje de Seguridad y Defensa Ecuador – Perú, aprobado en febrero de este año.

“Venimos a inspeccionar este sector de la frontera para verificar que la minería artesanal sea bien llevada, regulada, (y) ambientalmente construida”, sostuvo Zurita.

Los elementos en común de la minería ilegal en estos países son la expansión de actividades de minería ilegal sobre áreas naturales protegidas, el uso descontrolado de sustancias nocivas a la salud (mercurio y cianuro) con graves implicancias sobre la salud de la población y el incremento de situaciones de trabajo infantil, trabajo forzado, trata y explotación.

El Contralmirante Zurita comentó que desde el Ecuador se han ejecutado constantes inspecciones en el sector de Chinapintza-La Herradura tomando en cuenta el mejoramiento de las condiciones de vida de sus habitantes.

Para Edgar Almeida, Subsecretario Nacional de Desarrollo Minero del Ministerio de Minería, con este tipo de acciones binacionales se cumple el objetivo de erradicar la minería informal.

Descartó la existencia de túneles subterráneos que atraviesen la línea de frontera: “técnicamente es imposible pues la geología, aquí en esta zona, las vetas del lado ecuatoriano corren paralelas a la línea de cumbre que sería la línea fronteriza Ecuador-Perú”.

Este criterio fue compartido y ratificado por técnicos que acompañaban a la delegación peruana, compuesta por 11 instituciones. (DO/Ministerio de Minería)