Actualidad

Ecuador y Perú se unen para combatir trabajo infantil

La Segunda Mesa Binacional Perú-Ecuador se desarrolla en la sede de la municipalidad de Sullana.

PERÚ. Ayer, desde las 10:00 horas autoridades municipales de Sullana y de otras localidades de Piura; así como de los cantones de Ecuador, ubicados cerca de la frontera común, participan de la mesa de trabajo binacional contra el trabajo infantil.

El objetivo de esta reunión es concordar esfuerzos para erradicar la explotación del trabajo infantil en la zona de frontera. Este evento se desarrollará con el objetivo de fortalecer las relaciones de amistad y cooperación entre las dos naciones

Según la regidora, Irma Martínez Nole, presidenta de la Comisión de Desarrollo Humano y Responsabilidad Social, en dicho encuentro participan la alcaldesa del Cantón de Zapotillo, Yuliana Rogel Moncada y representantes de los Ministerios de Trabajo y de Inclusión Económica del vecino país del Ecuador.

Por su parte, el regidor Milton Ubillús Vásquez, recordó que en la primera Mesa Binacional de Erradicación del Trabajo Infantil, que se realizó el 1 de abril, en el cantón de Zapotillo, Ecuador, se reveló los altos índices de explotación infantil en los sectores fronterizos.

El concejal sostuvo que en dicha reunión quedó evidenciado que muchos empresas agrícolas del Ecuador contratan mano de obra peruana, sobre todo adolescentes entre 13 y 15 años porque les resulta muy barato, a un costo de $60 y sin beneficios sociales, cuando el pago mínimo a un peón es de $200 mensuales en el vecino país.

Indicó que en dicha reunión se acordó que hoy los grupos de trabajo de ambos países afinarán las estrategias comunes en busca de una lucha más eficaz contra la explotación y el maltrato infantil, en el marco de los acuerdos de paz suscritos entre Perú y Ecuador.

Con esto se pretende elaborar una propuesta binacional bianual, que ejecute acciones en las fronteras de ambos países, donde niños, niñas y adolescentes trabajan en situaciones de precariedad. Por esta razón se prevé crear políticas y técnicas para prevenir y eliminar toda forma de trabajo infantil, estableciendo además, sanciones a personas naturales, jurídicas, incluso a los padres de familia que promuevan esta actividad en sus hijos. (Andina/DO)