Actualidad

Ecuador valora la firma de la paz en Colombia y alista un plan para fortalecer seguridad en frontera

Antes de la firma de la paz las FARC adelantaron su Décima Conferencia guerrillera

QUITO. El gobierno de Ecuador trabaja en un plan de transición por la firma de la paz entre el régimen colombiano del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que significará medidas especiales ante la eventualidad de que efectivos del grupo insurgente no se desmovilicen y pasen a integrar grupos delincuenciales.

El ministro de Defensa, Ricardo Patiño, dijo a ANDES que lejos de disminuirse el número de militares destinados para la seguridad en la extensa zona de frontera compartida (586 kilómetros), se reforzará la vigilancia.

“Todo lo contrario, tenemos que poner un mayor refuerzo en la frontera para asegurar que no haya ninguna afectación sobre nuestro país. Ese es un tema que estoy trabajando permanentemente con el alto mando de las Fuerzas Armadas”, señaló el ministro.

Agregó que “cada paso que se da en Colombia” es sujeto de análisis para tener la seguridad de que no se presente alguna afectación en el país tras la firma de la paz.

El presidente Rafael Correa saludó el viernes la paz en Colombia como una buena noticia para Ecuador y para toda la región, no obstante reconoció que tras la firma de la paz y la posible refrendación en un referéndum, que pondría fin al conflicto (que data de 52 años) “no significa que no haya problemas”.

“Después de la firma de la paz y si se gana el referendo (del 2 de octubre) no todos se desmovilizan, en estos procesos, queda un 30% desorganizados, que solo saben disparar, se convierten en bandas delincuenciales; nos estamos preparando para todo aquello”, dijo en una entrevista desde la localidad de Huaquillas (sur), en la frontera con Perú.

Sin embargo, agregó que “por costoso que sea eso, siempre va a ser más costosa la guerra”.

El presidente Correa junto al canciller, Guillaume Long; y los ministros de Defensa, Ricardo Patiño; y de Cultura, Raúl Vallejo, estará presente el próximo lunes en Cartagena en la ceremonia de la firma de la paz.

El canciller Long celebró la concreción del acuerdo en Colombia significará más paz para Ecuador, considerando que ambos países comparten una frontera compleja y que implica un “mantenimiento costoso” de la seguridad.

“Vamos a tener que hacer un plan de transición, lo estamos trabajando con los colombianos. Vamos a estar muy pendientes de lo que pase al otro lado de la frontera, pero estamos seguros que en el mediano y largo plazo va a significar una frontera mucho más segura y, por lo tanto, de mucho provecho económico para nosotros y menos costosa de mantener”, manifestó.

Tanto el canciller como el ministro de Defensa prefirieron no detallar el monto presupuestario que le significa a Ecuador vigilar la frontera con Colombia.

El pasado 24 de agosto, el Gobierno y las FARC culminaron las negociaciones que durante casi cuatro años sostuvieron en La Habana. Ese día se cerró el acuerdo definitivo y el presidente Santos le anunció al país su intención de convocar el plebiscito para que el pueblo colombiano se pronuncie sobre los acuerdos.

Dicha convocatoria fue autorizada por el Congreso colombiano el 29 de agosto, mismo día en que se dio inicio al cese al fuego bilateral y definitivo decretado tanto por el presidente Santos como por el comandante de las FARC.

Antes de la firma de la paz las FARC adelantaron su Décima Conferencia guerrillera, entre el 17 y el 23 de septiembre, en la que aprobaron los acuerdos de La Habana.

Mientras tanto, en el país ya se libra una campaña política por las dos opciones, el Sí y el No, que culminará en las urnas el próximo 2 de octubre. (ANDES/La Nación)