Opinión

 ECUADOR ÚNICO E INIGUALABLE.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

Si usted conoce otro Estado en el mundo libre y civilizado donde un Contralor General del Estado preso por graves denuncias de corrupción durante el ejercicio de su cargo, siga ejerciendo su delicado e importante oficio desde una jaula de oro, como la cárcel cuatro de la capital de la República, y un Defensor del Pueblo trabajando desde la misma cárcel con todas las comodidades posibles, por favor, nos lo hace saber.

He mirado y escuchado en uno de los noticieros de televisión que el profesional que defiende al Contralor propone como medida preventiva y/o sustitutiva para obtener la libertad condicional de su cliente, es que a su defendido le pongan en cada una de sus extremidades un dispositivo, más conocido como grillete de seguridad para evitar su fuga.

La podredumbre política está llegando a su clímax y el país con sus ciudadanos conscientes no deberíamos permitir que continúen vigentes todas las instituciones corruptas creadas por el prófugo de la justicia para crear el caos y seguir pescando a río revuelto.

Le corresponde al presidente de la República y a su primer ministro actuar de inmediato y empezar a depurar del manejo público en el Estado a todo funcionario que haya tenido alguna relación con los dos últimos gobiernos, y mediante consulta popular terminar con todas las instituciones de origen socialista creadas para eternizarse en el poder en base a leguleyadas, que en el fondo siguen fomentando la corrupción instituida por un enajenado mental mal intencionado.

Mano dura señor presidente, que, si no se sacude pronto y deja de reciclar a los revolucionarios en su gobierno, existiría la posibilidad que su gobierno se contamine de corrupción y lo empiece a atacar con mayor frecuencia el demente prófugo del ático belga.