Opinión

ECUADOR, TIERRA DE NADIE Y SIN RUMBO DEFINIDO.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
antonioxaguirre@gmail.com

 

La falta de control es total. A ninguna autoridad le interesa transparentar nada, la falta de capacidad la suplen con amenazas que también resultan inútiles.

Los controles penitenciarios y el SNAI están demostrando que son incapaces de controlar las cárceles y, los presos influyentes continúan ordenando como en su casa; las comunicaciones de los cacos con sus contactos afuera siguen funcionando y las órdenes son cumplidas al pie de la letra.

La corrupción continua y sobre el encuentro no se sabe con quienes se han encontrado por que nada bueno y positivo se conoce hasta ahora, la Contraloría, Procuraduría y Fiscalía intentan poner orden, pero por varios motivos no pueden concretar las acciones.

La remozada prisión «La Roca» se está llenando de la crema y nata de la delincuencia nacional, en cualquier momento podría haber sorpresas con fenomenales consecuencias y, luego, vendrán las investigaciones con los arrepentimientos.

El tanque del conocimiento sigue siendo una incógnita, sus propuestas y definiciones se quedan en teorías y no se notan las intenciones de cambios en el manejo del país, más parece la continuación de los anteriores farsantes progresistas.

Han pasado seis meses del acto terrorista contra el radar de Montecristi y todavía no se conoce el informe, corriendo el riesgo de perder la cobertura completa del siniestro.