Economía

Ecuador sin propuestas para evitar más daños en la selva amazónica

La Amazonía es considerada la selva tropical más grande del mundo y está conformada por cerca de siete millones de kilómetros cuadrados. Ocupa los territorios de los países de Brasil, Guayana, Colombia, Perú, Suriname, Venezuela, Bolivia y Ecuador.

Estas naciones también conforman la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA) desde donde se impulsa el cuidado y la conservación de este ecosistema a través de acciones conjuntas.

El pasado 30 de agosto del 2019 este organismo emitió un comunicado en el que reconoció todos los esfuerzos provenientes de diferentes países y frentes, por mitigar los daños causados por los incendios forestales en la selva amazónica. En esa mención recordó que hace un trabajo permanente en gestión forestal, restauración y reforestación.

Ecuador, como miembro de este organismo, está en la capacidad de proponer acciones o políticas para remediar los daños en este hábitat y para evitar que los incendios se repitan. Así lo asegura Beno Bonilla, de la organización ambientalista Yasunidos.

“Existen marcos regulatorios internacionales de los que el Ecuador es parte”, explica el promotor. Por ello, agrega, el país puede plantear mecanismos y políticas internacionales que prevengan el desarrollo de estos desastres o la firma de convenios y tratados de protección. A criterio de este experto, estas iniciativas resultarían claves al momento de generar presión internacional para frenar las políticas internas de otros países, “que retiran regulaciones y controles a las industrias”. ( El Comercio )