Economía

Ecuador se mostró ante 800 mil personas en Expo Milán

El «mensaje» de la Expo fue el de la promoción de una alimentación sostenible para toda la humanidad.

QUITO. Ecuador imprimió su huella tras pasar por la “Expo Milán 2015”. Su megadiversidad, su gastronomía, su cultura y la calidad de sus productos de exportación son los rasgos de su impronta en la memoria de los cerca de 800 mil espectadores que asistieron a su muestra durante los seis meses de la exposición universal, aunque miles más recordarán por mucho tiempo la colorida fachada del pabellón nacional, inspirada en hilos y tejidos de diseños autóctonos.

El presidente Rafael Correa, durante su enlace sabatino, calificó al pabellón como un éxito, al afirmar que “ha sido una promoción muy intensa del país” y felicitar al equipo de ministerios vinculados, entre ellos el de Comercio Exterior (MCE).

Un primer balance sobre los beneficios que arrojó la participación del país en la Expo Milán 2015, según Pro Ecuador, cifra en 6 millones de dólares las ventas logradas en la comercialización de productos a través de la tienda y el restaurante del pabellón. Pero los mayores y más significativos impactos se producirán en el mediano plazo como resultado de los vínculos con importadores italianos y europeos que redundarán en nuevas oportunidades de negocios.

La participación de Ecuador, centrada principalmente en los productos líderes de su oferta exportable, coincidió con el lema de la feria: “Alimentar al planeta, energía para la vida”.
La serie “Ecuador Exquisito” -eventos culinarios mensuales para promover la gastronomía ecuatoriana con base en productos de exportación- fue un referente de la exposición, y proyectó la sazón nacional en los pabellones que la acogieron: Catar, Mónaco, Angola, Francia, Italia y Kuwait.

Fernando Moreno, jefe de la Oficina Comercial de Ecuador en Italia, consideró que Ecuador se revistió de éxito desde la apertura de la Expo, ya que por primera vez en más de cien años de historia de este tipo de eventos, el país participó con pabellón propio. Resaltó momentos especiales, como la celebración del Día Nacional a la que asistió el presidente de la República, Rafael Correa. “Fue un día excepcional en que se pudo ver la gran acogida de nuestro país entre italianos y europeos”, aseveró.

Un resultado solo posible -aseguró Moreno- gracias al equipo humano que trabajó en el pabellón, en su mayoría hijos de emigrantes ecuatorianos que fueron capaces de transmitir al mundo la filosofía, principios y valores del buen vivir.

Al cierre de la participación ecuatoriana en ExpoMilán 2015, el pabellón otorgó el premio al ganador del concurso de baile Boobie Dance -que durante seis meses atrajo a miles de participantes- y se inspiró en Boobie, la mascota del pabellón, un piquero de patas azules de las Islas Galápagos. El ganador fue el italiano Michelle Tagliani quien, resultado del premio, muy pronto visitará las Islas Encantadas. (Comex/DO/La Nación)