Actualidad

Ecuador se defiende en la OEA, donde 13 países reiteraron su rechazo a la irrupción en la Embajada de México

La crisis diplomática entre Ecuador y México fue abordada este martes 9 de abril ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos.

La crisis diplomática entre Ecuador y México fue analizada este martes 9 de abril ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), que la semana pasada había convocado a dos reuniones de emergencia para abordar la irrupción de la Policía ecuatoriana en la Embajada de México en Quito para capturar al exvicepresidente Jorge Glas y la concesión del asilo político al exfuncionario.

La reunión inició alrededor de las 14:00 (hora de Ecuador continental). El primero en intervenir fue el viceministro de Movilidad Humana de Ecuador, Alejandro Dávalos. Él expuso las razones por las que el Gobierno de Daniel Noboa dispuso ingresar a la sede diplomática, entre esas que la concesión del asilo a Glas fue un «acto que vulnera» la Convención sobre el Asilo Diplomático (1954) y la Convención del Asilo Político (1933).

Dávalos reiteró que existía el riesgo de que el exvicepresidente requerido por la justicia ecuatoriana escape del país. En ese sentido, subrayó: «Es evidente que el asilo concedido a Jorge Glas puede responder a valoraciones de afinidad política, mas no de naturaleza jurídica y diplomática».

«Esperábamos que México dispusiera la salida de Glas, quien no reunía los requisitos para el asilo y quien de ninguna manera se puede considerar un perseguido político», agregó el funcionario ecuatoriano.

Asimismo, el viceministro ecuatoriano pidió que se actualicen las normas sobre el asilo diplomático y «otros instrumentos internacionales».

Luego fue el turno de los delegados de Antigua y Barbuda, Argentina, Costa Rica, Canadá, Bolivia, Honduras, República Dominicana, Perú, España, Ciudad del Vaticano, Panamá, Guatemala y Brasil. Todos condenaron la irrupción en la Embajada, pero hicieron un llamado al diálogo entre Ecuador y México.

El representante de Brasil, por ejemplo, indicó que la incursión en la sede diplomática merece «el enérgico repudio» de los países de la región.

Mientras que, el comisionado de Argentina resaltó que «la inviolabilidad de los locales diplomáticos (…) es taxativa y no contempla excepciones«. No obstante, reconoció que existe la necesidad de reflexionar sobre «el instituto jurídico del asilo», concebido para quienes sufren persecuciones políticas y no para personas requeridas por cometer delitos comunes.

El comisionado de Perú también rechazó la acción del Gobierno ecuatoriano, pero también criticó la postura de México.

Detalló que «si bien le corresponde al estado asilante la calificación de la naturaleza de un delito», un gobierno extranjero no puedo hacer caso omiso al tercer artículo de la Convención sobre el Asilo Diplomático (1954), «que impone a las partes la obligación previa de no conceder asilo a personas inculpadas o procesadas en forma ante tribunales ordinarios competentes y por delitos comunes».

De su lado, el delegado de Honduras criticó que la mayor parte del tiempo de la intervención de Dávalos fue para «intentar convencer» de que Glas «es un delincuente común».

El comisionado de Uruguay, en cambio, resaltó que «el otorgamiento del asilo político o diplomático no constituye injerencia en otro Estado».

Y el comisionado de Guatemala expresó su rechazo «por la inobservancia de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas (1961)».

Finalmente, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, señaló que lo sucedido en Quito «no puede quedar como precedente». Pidió que «se restituya la situación a su estado anterior, antes de abrir el camino para el recurso de las vías pacificas de solución a las posibles controversias».

La representante de México ante el organismo, Luz Elena Baños, no participó en esta reunión de emergencia, dado que fue convocada por Ecuador.

El miércoles está prevista otra sesión, esta vez a petición de Colombia y Bolivia, gobiernos cercanos al de Andrés Manuel López Obrador, para abordar el asalto a la embajada mexicana.

logo-ecu
Por:  Ecuaivsa