Economía

Ecuador registra avances para reducir déficit de vivienda de interés social

Señaló que su gobierno ha construido 100.000 soluciones habitacionales urbanas y rurales más que los últimos cuatro gobiernos que lo antecedieron en el poder.

GUAYAQUIL. El presidente Rafael Correa destacó la inversión en vivienda durante su gobierno al inaugurar un proyecto urbanístico de interés social que beneficia a 240 familias que vivían en condiciones de riesgo de inundaciones en la ciudad de Babahoyo, en la costera provincia de Los Ríos.

Durante la entrega de las viviendas del complejo denominado Brisas del Río, el mandatario señaló que en sus 9 años de gobierno se ha cubierto cerca del 50% del déficit de vivienda social en el país que alcanzaba antes de su gobierno a la cifra de 1 millón de casas.

Indicó que la economía ecuatoriana permitirá cubrir ese déficit en los próximos años que equivale a unos 9.000 millones de dólares, pero señaló que a eso se oponen sus detractores políticos, calificándolo de “gasto público”.

En ese sentido, el presidente pidió a la ciudadanía les pregunte a los políticos que iniciarán la campaña prelectoral en este año que les explique cómo acabarán con el problema de la falta de vivienda, si se oponen al “gasto público”.

“Quedará evidenciado que es pura demagogia”, expresó el mandatario al reconocer el trabajo de constructoras que trabajan con el gobierno nacional en viviendas de interés social, inversión a la que algunos empresarios le rehúyen, ya que prefieren construir grandes mansiones y ganar más dinero a edificar un plan de vivienda social que demanda mayor trabajo.

Señaló que su gobierno ha construido 100.000 soluciones habitacionales urbanas y rurales más que los últimos cuatro gobiernos que lo antecedieron en el poder.

María de los Ángeles Duarte, ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda, destacó las bondades del programa habitacional inaugurado este día, que permite reasentar a 240 familias de unas zonas inundables de Babahoyo, que antes vivían en casas de madera y caña y sin servicios básicos.

También ponderó los programas de incentivos a la construcción y los bonos para las familias para que puedan acceder a los programas de vivienda. Los bonos de vivienda en 2006 eran de 1.500 dólares y ahora pueden llegar hasta 13.000 dólares en los reasentamientos. (AGENCIA ANDES)