Actualidad

Ecuador propone pacto contra paraísos fiscales y denuncia injerencismo en debate general de la ONU

Long destacó que Ecuador ha vencido a muchos enemigos para lograr soberanía

GUAYAQUIL.  Las propuestas para erradicar los paraísos fiscales y la creación de un instrumento vinculante sobre empresas transnacionales y la denuncia sobre la injerencia en las democracias fueron los principales temas expuestas por cl canciller ecuatoriano, Guillaume Long, durante el penúltimo día de sesiones correspondiente al 71 periodo ordinario de la Asamblea de la ONU.

Long, quien intervino en representación del presidente Rafael Correa, enfatizó en la importancia de crear un cuerpo intergubernamental de las Naciones Unidas para la justicia fiscal, que impulse una institucionalidad democrática y vinculante que ponga fin a esa “vergüenza en el siglo XXI: los paraísos fiscales”.

Este tema, justamente ocupó buena parte de la agenda del canciller en Nueva York, en donde aprovechó la oportunidad para presentar el denominado Pacto Ético al mundo, “esperando que pueda ser un ejemplo de una lucha de todos los pueblos contra la plutocracia global, el capitalismo especulativo y ese capital sin rostro, sin nombre, sin moral, sin ética, que se esconde para eludir responsabilidades”, subrayó.

Luego de destacar los avances del país en la última década en temas de derechos humanos y desarrollo con justicia y equidad, el diplomático recordó a la Asamblea el desastre causado por Chevron Texaco en la Amazonía ecuatoriana, por lo que urgió a crear un instrumento vinculante para empresas transnacionales.

“En la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático que tuvo lugar en París, Ecuador propuso la creación de una Corte Internacional de Justicia Ambiental, para sancionar los atentados contra los Derechos de la Naturaleza y establecer las obligaciones en cuanto a deuda ecológica y consumo de bienes ambientales”, agregó.

En otra parte de su discurso, Long destacó que Ecuador ha vencido a muchos enemigos para lograr soberanía, aunque lamentó que eso no ocurre en toda la región.

“Nuestra América sigue siendo víctima de injerencismos transnochados desde afuera y de embestidas reaccionarias desde adentro, para impedir la democratización de nuestras sociedades. Aún tenemos que avanzar para que nuestras élites aprendan a reconocer el sufragio universal y los votos de millones de personas que deben ser respetado en las buenas y en las malas”, concluyó.

Agradeció la confianza depositada para presidir el Grupo de Trabajo Intergubernamental de Composición Abierta, que está a cargo de la elaboración dicho tratado y mostró su beneplácito con los países del del G77 + China, que escogieron a Ecuador para que prsida este importante grupo en el 2017.

La 71 Asamblea General de la ONU se refirió al rol de este organismo y al del Consejo de Seguridad. Al respecto, el jefe de la diplomacia ecuatoriana, manifestó que “debemos reequilibrar el peso que tiene la Asamblea General respecto del Consejo de Seguridad, en procura de más votos y menos vetos”.

Finalmente, invitó a todos los asistentes a Hábitat III, que es la Conferencia de la ONU sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, que se realizará en Quito-Ecuador, del 17 al 20 de octubre de 2016. (ANDES/La Nación)