Actualidad

Ecuador prohíbe la tala y comercialización de la caoba en los próximos 10 años

El ministro del Ambiente firmó convenio para fortalecer el manejo legal de la madera.

Quito. El Ministro del Ambiente de Ecuador, Tarsicio Granizo, informó este miércoles sobre la prohibición de talar y comercializar la caoba natural hasta el 2027. “Con el fin de precautelar los últimos árboles que se encuentra severamente afectada en peligro de extinción” aseveró.

Se trata de una especie que se encuentra en peligro crítico de extinción, por haber sido objeto de una intensa explotación maderera entre los 80 y 90. En las provincias de Napo, Orellana y Sucumbíos, las poblaciones de caoba casi han desaparecido. En Pastaza y Morona Santiago existen todavía algunos árboles.

Granizo indicó que la veda es para la caoba natural, no para la que se produce en plantaciones específicas de esa especie y que son autorizadas por el Ministerio del Ambiente. Ecuador es el segundo país en el mundo después de Costa Rica en declarar la veda de la caoba.

Al momento, se estima que en Ecuador existen entre 4.000 y 4.500 árboles de caoba, lo que constituye una cantidad muy pequeña, explicó Granizo.

El ministro dijo que con las comunidades indígenas de Pastaza y Morona Santiago se gestionarán proyectos que les beneficien social y económicamente, y precautelarán los árboles de caoba existentes en esos territorios.

Tedy Shiki, representante de varias comunidades indígenas, dijo que ellos están interesados en trabajar en el turismo comunitario, porque así “podemos cuidar los bosques y tener ingresos”.

El jefe de la Unidad de Protección de Medio Ambiente, Ricardo Yánez, indicó que se realizarán operativos en las carreteras, en puestos fijos de control, sobre todo, en Esmeraldas, Zamora y Pastaza. Para ellos disponen de 270 miembros.

“Vamos a identificar a las personas de la red de mafias que están traficando madera ilegal, el resto que vamos a hacer control, exigir los permisos y documentos que requiere la autoridad ambiental, vamos a ser muy estrictos en el control” ratificó Yánez.

A la autoridad le preocupa otras especies  de árboles que se encuentran amenazadas como el nogal, guayacán, cedro, chanul y seike, por lo que advirtió un control más estricto.

“Si están bien manejadas no tienen por qué desparecer, y bien manejadas significa que pueden ser utilizadas pero de una manera sostenible”, puntualizó Granizo.

Hasta finales de año, el ministerio del Ambiente junto al presidente de Ecuador, Lenín Moreno van a presentar el Plan Reverdecer, que busca retomar un país verde, con reforestación, control de madera ilegal y manejo sostenible de los bosques. (ANDES/LA NACIÓN)