Opinión

ECUADOR, PAÍS CAMALEÓN POLÍTICO.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
antonioxaguirre@gmail.com

 

Tal cual, como el camaleón que cambia de colores según la ocasión, nuestros políticos se cambian de camisetas e ideales según se les presente la ocasión. Nombres, personajes y cambios de camisetas sobran y el país los tiene perfectamente identificados, salvo algunas honrosas excepciones.

Gracias al conocimiento electoral y el tacto político el mayoritario pueblo los tiene muy bien identificados y por más que se cambien el color de la camiseta, se suban a cualquier camioneta o se arrimen al personaje de moda, sencillamente no se pueden cambiar la careta.

La crisis económica existe desde que somos un Estado supuestamente moderno, casi todos ofrecieron salvar el país y salvo honrosas excepciones contadas con los dedos de una sola mano, solo un par cumplieron en algo con sus ofertas reformadoras, a ellos no los dejaron concluir sus mandatos antes que nos lleven a la salvación pero existen otros, que a mi manera de ver son los peores, porque se dedicaron a conspirar desde el primer día.