Economía

Ecuador muestra la calidad de su café, en taller de barismo

Incentivar la cultura del café y, con ello, reconocer la calidad de este producto, es el propósito del taller de barismo, organizado por la Asociación Nacional de Exportadores de Café (Anecafé), que inició esta mañana en Guayaquil, con la participación del Viceministro de Desarrollo Productivo Agropecuario, Byron Flores.

Los instructores de esta Master Class -que concluye este miércoles con un taller de cafés filtrados- son Jooyeon Jeon, campeona mundial de barismo, y Federico Bolaños, su entrenador. Ellos expusieron a los participantes los secretos para ganar un campeonato de barismo, así como para elaborar bebidas en máquina expresso.

Durante su intervención, el viceministro Byron Flores recordó que el café es un producto con una importante “carga sensorial e histórica, con mucho arte, pero que no hemos promovido por concentrarnos en la parte comercial”.

El barismo es considerado como la “ciencia del café”, por lo que un experto debe conocer sobre producción, mercado, tueste, catación y métodos de extracción. “Además conoce el manejo y la preparación de bebidas; es un entusiasta por seguir desarrollando habilidad para generar bebidas de autor”, señaló Vinicio Dávila, presidente Ejecutivo de Anecafé.

Debido a las condiciones de altura y suelo, en Ecuador se cultivan las dos variedades de café: arábiga y robusta, con una producción estimada de 18.911 y 9.631 toneladas, respectivamente.

El Viceministro aplaudió la realización de este evento y añadió que esto hace que cada vez los consumidores “exijan” un café bien hecho. “Pero si nos quedamos en un café promedio, en un producto no diferenciado, los productores no recibiremos una buena calidad”, afirmó.

Apuntó que “si queremos competir en el mercado, tenemos que enfocarnos en los cafés especiales que ofrezcan una historia, inocuidad, responsabilidad social y una gran calidad sensorial; es decir diferenciación”.

La autoridad, además, participó en una demostración de preparación de bebidas, en donde el entrenador Federico Bolaños explicó que el barista profesional debe dominar el arte de la extracción del café para “obtener los mejores atributos de aroma y sabor y transferirlos a la taza”.