Economía

Ecuador: Incremento en el costo del plástico impacta a la industria de alimentos y de banano

El aumento del precio de esta materia prima encarece la producción de envases de productos para el sector alimenticio y los empaques de banano.

El costo del plástico en Ecuador se ha incrementado entre el 17% y 65% entre enero y mayo de 2021, en comparación con el mismo periodo del año pasado, según informes del Banco Central del Ecuador.

Este aumento de las materias primas, como el plástico, obedece a la reactivación económica tras el levantamiento del confinamiento en varios países.

Además se ha registrado un incremento del precio del petróleo. Desde agosto de 2020 hasta agosto de 2021, el precio del barril de crudo subió 48,3%, al pasar de USD 42,9 a USD 63,6.

Y en Ecuador, la industria local de alimentos y de banano ya siente los primeros estragos de este aumento en el precio de los plásticos.

Importación de plásticos en el país

Según el Banco Central, Ecuador importó USD 54 millones de plásticos PVC entre enero a mayo de 2021. Durante ese periodo de tiempo, el precio del producto tuvo una variación del 25,6% al pasar de USD 1.276 a USD 1.603 por cada tonelada de PVC.

En ese mismo periodo de tiempo, el país importó 28,3 millones en PET, el plástico más común en el sector de las bebidas refrescantes.
Además, el precio de este plástico aumentó 39% entre enero y mayo de 2021. Es así que una tonelada de PET que costaba USD 945 en enero pasó a costar USD 1.314 en mayo.
La importación de polipropileno, un plástico usado generalmente para envases, para dispositivos médicos y para guardar alimentos, alcanzó los USD 74,1 millones entre enero y mayo de 2021.
Según cifras del Banco Central, el precio tuvo una variación de 44% entre enero y mayo de 2021.
Al inicio del año, una tonelada de polipropileno costaba USD 1.232. Mientras que en mayo, este producto llegó a tener un precio de USD 1.779 por tonelada.
Otro plástico que tuvo un aumento significativo en su precio fue el polietileno, que se utiliza, entre otras cosas, para envases de alta dureza, bolsas de supermercados y tuberías para gas.
De acuerdo con el Banco Central, la importación de polietileno de baja densidad alcanzó los USD 61,2 millones entre enero y mayo de 2021. El precio por tonelada tuvo un incremento del 63,5% en los primeros cinco meses de 2021.
Dueños de negocios asumen pérdidas
El precio de la tonelada de poliestireno importado fue el que más subió entre enero y mayo de 2021, con el 51,7%. Este es un tipo de plástico usado para fabricar envases de alimentos como tarrinas.
También sirve como insumo para fabricar electrodomésticos y autopartes de la industria automotriz. Uno de los sectores en el que se evidencia el incremento del precio del plástico ha sido el de restaurantes, que ya venía golpeado por la pandemia debido a las restricciones de movilidad.
Leandro Buratovich, presidente de la Agremiación de Restaurantes de Quito, reveló que el incremento en los costos de importación del plástico ocasionó el incremento, por ejemplo, de la caneca de aceite.
Según Buratovich, la caneca de aceite subió alrededor de 13% durante este año. Es decir, su precio pasó de USD 31 a USD 35. “Aunque subió el precio del aceite, nosotros no podemos incrementar el costo de la comida al consumidor y peor, en medio de un proceso de reactivación”, dice Buratovich, al señalar que el incremento del aceite, por ejemplo, es asumido a pérdida por los restaurantes.
El empresario reconoce que los restaurantes de Quito no han sufrido un impacto mayor por el precio del plástico, porque comenzaron a reemplazar el uso de recipientes de plástico con cartón y “materiales ecológicos”.
El impacto para los bananeros
Pero no es la única actividad económica que ha afrontado el incremento del precio del plástico.
Richard Salazar, director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), dijo que el sector registró incrementos entre el 5% y 7% en la adquisición de fundas plásticas, tanto en el campo como en el empaque.
Hay otros sectores que no registran un impacto mayor en sus costos. José Antonio Camposano, titular de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), afirmó que en la cadena de la industria camaronera no se usa un alto componente plástico.