Economía

Ecuador impulsará proyectos de emprendimiento desde el 2015

El Servicio Nacional de Innovación y Emprendimiento con Fondos de Capital de Riesgo será una instancia articuladora desde la perspectiva de sector público.

GUAYAQUIL. El Gobierno impulsará, desde enero próximo, emprendimientos e innovaciones productivas con un capital de $12 millones, según anunció el Richard Espinosa, ministro coordinador de la Producción, para potencializar el cambio de la matriz productiva.

Aquí, el ente gubernamental priorizará proyectos básicamente tecnológicos, por lo que Espinosa  indicó que este sistema funciona en los países más desarrollados del mundo, de tal forma que para implementarlo en el Ecuador se ha recurrido al asesoramiento de Israel, cuya economía se basa en un 51% en este tipo de programas que apoya al pequeño, mediano y grande emprendedor.

En términos prácticos, el sistema de emprendimiento consiste en financiar proyectos con posibilidad o no de éxito, aunque para Espinoza los proyectos exitosos van a ser muchos más que los que fracasen. La institucionalidad del sistema estará a cargo de la Senescyt y un directorio conformado y presidido por el Ministerio de la Producción, el Ministerio de Talento Humano, y Política Económica.

“A nosotros nos interesa fomentar proyectos innovadores (…) Los que nos interesa impulsara en la innovación. No todo emprendimiento es innovación pero toda innovación es emprendimiento”. Explicó que se dará acompañamiento en todo el proceso al emprendedor.

Para la creación del proyecto funcionarán servicios financieros y no financieros, reconoció el funcionario y destacó que “los emprendedores no van a estar solos, van a tener acompañamiento, mentoría y asesoraría técnica para que el riesgo disminuya”.

Este proyecto tendrá varias etapas. En la primera, el Estado analizará la investigación, desarrollo y gestación dirigido por la Senescyt; y, capital para introducción al mercado cuando un proyecto esté en etapa avanzada.

Luego se entregará un primer aporte para posteriormente, si obtiene éxito, consolidar el proyecto, pero si no se logra consolidar, el emprendedor no tendrá que retribuir la inversión.

A manera de ejemplo Espinosa sostuvo que el primer capital podría ser de $20 y $40 mil, dependiendo del producto. En este marco, no se descarta que el financiamiento llegue hasta de $200 mil. “Estamos seguros que habrá miles de emprendedores que accedan a estos mecanismos”, señaló, al precisar que el sistema es parte del cambio de la matriz productiva.

En junio pasado Ecuador e Israel suscribieron un entendimiento para la creación de fondos de capital de riesgo que contempla la asistencia internacional para la creación de programas de incubadoras de ideas y el establecimiento de un fondo público de capital de riesgo. (DO/La Nación)