Actualidad

Ecuador implementará una nueva política de seguridad para todas las instituciones educativas

El objetivo es garantizar el derecho de los estudiantes a realizar sus actividades académicas en ambientes seguros, formarlos con una actitud preventiva y preparar a los establecimientos para responder a las emergencias, lo cual se fortalece con el apoyo de  instituciones competentes en materia de seguridad y protección como el Ministerio de Salud (MSP) y el Ministerio del Interior.

Quito (Pichincha). El Ministerio de Educación (MinEduc) presentó el nuevo Sistema Integral de Gestión de Riesgos  Escolares (SIGR-E) que se implementará desde el año lectivo 2017-2018.

Esta es una política de seguridad escolar para los planteles fiscomisionales, fiscales, particulares y municipales para responder a emergencias ocasionadas por fenómenos naturales y accidentes escolares.   El objetivo es garantizar el derecho de los estudiantes a realizar sus actividades académicas en ambientes seguros, formarlos con una actitud preventiva y preparar a los establecimientos para responder a las emergencias, lo cual se fortalece con el apoyo de  instituciones competentes en materia de seguridad y protección como el Ministerio de Salud (MSP) y el Ministerio del Interior.

Como antecedente, el MinEduc publicó en 2010 el “Plan Institucional de Emergencias para Centros Educativos”, y en el 2013 la “Guía para la Gestión de Riesgos Escolares, orientaciones para la preparación y la respuesta a emergencias y desastres. Ahora adopta un Sistema Integral de Gestión de Riesgos  Escolares (SIGR-E) el mismo que incluye los anteriores instrumentos mejorados. El SIGR-E es una metodología de toma de decisiones que cuenta con cinco fases para organizar, planificar, implementar, evaluar y mejorar los resultados  tanto en la prevención  y reducción de todo tipo de riesgos como en la preparación  para emergencias.

Esta metodología es flexible y puede adaptarse a cada institución educativa dependiendo de sus necesidades específicas, ya que se gestionan solo las amenazas sino también los riesgos derivados de las actividades escolares como la violencia social y las afectaciones a la salud.

El ministro de Educación, Augusto Espinosa se refirió a este sistema como un paso positivo para evitar pérdidas humanas. “Es importante que revisemos qué es lo que tenemos que hacer, antes, durante y después de un desastre”, afirmó. Recalcó la importancia de fortalecer la cultura de prevención, que implica no solo riesgos producidos por fenómenos naturales sino también riesgos vinculados a la delincuencia. “Debemos fortalecer una cultura de la prevención que se vincula en decisiones personales como es el consumo de drogas o embarazo adolescente”, expresó. El Ciudadano