Actualidad

Ecuador hace llamado para evitar explotación a trabajadores migrantes

Un informe muestra el trabajo que queda por hacer para perseguir la explotación laboral severa en los países europeos.

QUITO. La viceministra de Movilidad Humana del Ecuador, María Landázuri, instó para que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas trabaje con un único propósito: “evitar que se siga explotando a los trabajadores migrantes, esclavizando a mujeres y niñas migrantes, que los coyoteros, los polleros, los traficantes dejen de caminar por nuestros territorios y crucen nuestras fronteras, sin que nada suceda”.

Y es que millones de trabajadores inmigrantes son especialmente vulnerables a los abusos porque son amenazados con ser despedidos o deportados para mantenerlos callados. En este contexto, las acusaciones son varias.

La Viceministra ecuatoriana realizó este planteamiento en su intervención en la 29° Sesión Ordinaria del Consejo de Derechos Humanos, que se celebra en la oficina de las Naciones Unidas en Ginebra del 15 de junio al 3 de julio de 2015.

En nombre del Ecuador solicitó que el Consejo y los Estados miembros y observadores. “No luchen contra la migración. Busquen la migración segura, informada, organizada, migración para el bienestar de las familias migrantes; que se construyan políticas regionales y mundiales que favorezcan el trabajo migrante, (…) todas las sociedades tenemos y necesitamos migrantes. Que la llegada o salida de un ‘extranjero’ no sean el problema”, indicó.

Landázuri exhortó, una vez más, para que los 148 Estados que no lo han hecho, firmen y ratifiquen la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y sus Familias. “Es la hora de reconocer que todos somos migrantes”, expresó.

También, recordó que alrededor de 3.000 migrantes murieron en las aguas del Mediterráneo, y preguntó al Foro “¿quién va a responder por estas vidas? Viajaron clandestinamente, es cierto y en ellos ya no podemos resarcir sus derechos, no podemos devolverles nada. Pero, ¿vamos a buscar a los responsables de tráfico ilegal?, ¿vamos a juzgarlos?, ¿son los Estados o las redes de delincuencia transnacional los responsables?”, manifestó.

El sector textil, la construcción, los servicios de hostelería y la agricultura son las ocupaciones sobre las que este observatorio europeo ha alertado como nichos de explotación (Cancillería/DO)