Economía

Ecuador ha intentado eliminar los subsidios a los combustibles desde 2018

El gobierno de Daniel Noboa busca focalizar los subsidios a las gasolinas en Ecuador. Este será un nuevo intento por eliminar esta subvención.

El gobierno de Daniel Noboa busca eliminar los subsidios a las gasolinas extra y ecopaís en Ecuador, que tiene un presupuesto de 631 millones de dólares este 2024.

Esta no sería el primera vez que se intenta hacer cambios a la subvención de los combustibles en Ecuador. De hecho, los últimos tres gobiernos han buscado mecanismos para eliminar estas ayudas económicas, que están vigentes desde 1974.

Lenín Moreno fue el primero en revisar el subsidio a los combustibles

En más de cuatro décadas los subsidios a los combustibles no fueron modificados. Sin embargo, desde 2018, el expresidente Lenín Moreno (2017-2021) realizó varios intentos por eliminar la subvención a los combustibles, sin mucho éxito. Solo logró eliminar el subsidio a la gasolina súper, de 95 octanos, en agosto de ese año.

Desde esa fecha, el precio de la gasolina súper está liberado y se fija mensualmente en función del costo del precio del petróleo en el mercado internacional. Este junio de 2024, la gasolina súper cuesta 4,11 dólares por galón.

Dos intentos por eliminar los subsidios

En octubre de 2019, el expresidente Lenín Moreno eliminó abruptamente el subsidio al diésel y a las gasolinas. El 2 de octubre de ese año se emitió el Decreto 883 con el que eliminó los subsidios y liberó los precios de los combustibles. 12 días después, el decreto se tuvo que dar de baja, ya que la medida causó una conmoción social en todo el país. Las protestas dejaron 10 personas fallecidas, cientos de heridos y daños materiales incalculables.

En mayo del 2020, hubo otro intento por hacer cambios a los subsidios a los combustibles fósiles. Lenín Moreno implementó un sistema de fijación de precios del diésel y gasolinas con bandas móviles. La decisión se tomó en medio de la pandemia del covid-19, cuando los precios del petróleo cayeron a los niveles más bajos y se redujo el precio de la gasolina.

El sistema consistía en un ajuste de precios mensual, de acuerdo con la fluctuación del precio del petróleo, hasta llegar a niveles internacionales.

La medida tuvo una vigencia de 17 meses. En ese período el diésel pasó de 1 dólar a 1,90 dólares por galón, mientras que las gasolinas extra y ecopaís pasaron de 1,75 dólares a 2,55 dólares.

El ajuste de precios fue eliminado

En octubre del 2021, Guillermo Lasso suspendió el sistema de bandas por presión social y congeló los precios de los combustibles en 1,90 dólares el galón de diésel y en 2,55 dólares las gasolinas extra y ecopaís.

En junio del 2022, tras 16 días del paro nacional, el expresidente Guillermo Lasso redujo el precio del diésel y gasolinas en 15 centavos de dólar por galón y se congelaron a 1,75 y 2,40 dólares, respectivamente.

Ese mismo mes, el gobierno de Lasso instaló unas mesas de diálogo con los movimientos sociales para la revisión de los subsidios y avanzar hacia a una focalización.

En las conversaciones se llegaron a varios acuerdos, pero todo quedó en papeles. El expresidente Lasso salió del poder después de decretar la muerte cruzada, en mayo de 2023. Los precios de los derivados estuvieron vigentes por 21 meses, hasta marzo del 2024

Daniel Noboa va por otro intento de eliminación

En 2024, ya en el gobierno de Daniel Noboa, el diésel y las gasolinas tuvieron un incremento de precios debido al alza del impuesto al valor agregado (IVA) del 12% al 15%. Desde el 1 de abril, estos combustibles se comercializan actualmente en 2,46 dólares el galón de gasolina extra o ecopaís, y a 1,80 el diésel.

Pero, los precios de las gasolinas cambiarán en poco tiempo, ya que el Gobierno ha decidido eliminar los subsidios este año. Todo apunta que la gasolina extra y ecopaís se comercializarán en 2,72 dólares desde julio. Las autoridades no precisan la fecha exacta para este cambio en la subvención.

 

Por: EL COMERCIO