Opinión

ECUADOR EN PODER DEL HAMPA.

Antonio Aguirre Medina/ Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

Si bien es cierto que la violencia dentro de las cárceles está suspendida momentáneamente gracias a la intervención de las Fuerzas Armadas; también es menester resaltar que la violencia en las ciudades se ha convertido en incontrolable, aumente Ud. la falta de precaución y el deficiente control de la nueva variedad del Covid conocida como ÓMICRON que también parecería que resultó ser invitada al banquete sedicioso contra el encuentro, que todavía no encuentra como aprender a gobernar bien o por lo menos cumplir con las ofertas de las tres campañas.

Las alertas de seguridad de nada sirvieron para advertir el riesgo que corría la Directora de la cárcel de Mujeres en Guayaquil, de sufrir un atentado, unas pocas horas después sucedió lo advertido por la seguridad.

El intento de pacificación de los reclusorios aparentemente estaría funcionando, pero en contraparte la violencia en todo el país aumenta descontroladamente y el delito estaría triunfando, convirtiéndose junto con las nuevas posibles corrupciones se las   podrían considerar como los puntos más delicados del encuentro, además se podrían convertir en más letales que el supuesto triunvirato desestabilizador.

El manejo político del gobierno está dejando mucho que desear y si se complica en la parte económica, su estabilidad estaría corriendo un serio peligro.

El tanque del conocimiento está desubicado en un mar de problemas sin soluciones y definitivamente no están practicando todo lo que predicaban y tanto alababan.

Piense con cabeza fría señor Presidente, olvídese del ego y sus cortesanos, usted ya consiguió la Presidencia que anhelaba, ahora cuídela igual que su salud.