Economía

Ecuador, del caos de las autonomías a la carta al orden de la descentralización con recursos económicos

Todos los 221 cantones del país han asumidos competencias.

QUITO. La secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de Competencias, María Caridad Vásquez, destacó que por primera vez en la historia del país, los gobiernos autónomos descentralizados (GADs) reciben recursos por competencias.

En la administración del presidente Rafael Correa se ha entregado a los GADs seis veces más que en los últimos seis gobiernos juntos, dijo la funcionaria en entrevista con el programa Ecuador No Para que transmite TeleCiudadana en coproducción con la agencia ANDES.

Vázquez, quien ha ejercido funciones como concejal de Cuenca y subsecretaria zonal de la Secretaría de Planificación y Desarrollo en el Austro, marcó un antes y después en el tema de las competencias y recordó que antes se entregaba esta facultad a los niveles de gobierno, pero en el papel, pues no se entregaban recursos.

“Antes de la Constitución de 2008 los gobiernos locales no recibieron nada. Tenían competencia, pero no recibieron un centavo. Eran papeles que le daban a la autoridad local, le firmaba el ministro, se recibía la competencia, pero con cero recursos, sin un mecanismo de nada”, recalcó.

Contó que actualmente en el rubro “modelo de equidad” los GADs han recibido 3.200 millones de dólares y 500 millones en otros aspectos. Por ejemplo, en Tránsito y Transporte se han desembolsado 192 millones de dólares.

En la actualidad, todos los 221 cantones del país han asumidos competencias. “Ese es un principio de la Constitución, el proceso es homogéneo para todos. Hay unos que han estado preparados para asumir la competencia, por qué no decirlo, autoridades locales mucho más responsables que sabían que la competencia la tenían que recibir en algún momento”, mencionó.

El Consejo Nacional de Competencias nació bajo la Constitución aprobada en 2008, en el Código Orgánico de Ordenamiento Territorial y tiene como función planificar la descentralización.

Quien encabeza el Consejo es el presidente de la República, Rafael Correa, y en su delegación la secretaria de Planificación y Desarrollo, Sandra Naranjo. Está integrado también por un delegado de los prefectos (Fernando Naranjo, de Tungurahua), y de los alcaldes (Lenin Lara, alcalde de Esmeraldas), y un representante de las juntas parroquiales (Marina Vera, de Manglaralto).

Estos niveles de gobierno debaten como profundizar la descentralización y como trabajar en las capacidades técnicas y operativas de los gobiernos autónomos.

Vázquez recordó que antes de la vigencia de la Constitución había una especie de “descentralización a la carta” que implicaba que el alcalde que mayor fuerza política tenía o el que más gritaba recibía una competencia que el ministro de turno podía revertir o las autoridades locales devolver. Es decir, de acuerdo a las conveniencias políticas.

En la actualidad la realidad es distinta. La Constitución señala que las competencias son obligatorias para todos los niveles de gobierno y marca claramente qué competencias se tienen que descentralizar y, lo más importante, es que crea una institución que cuantifica los recursos que se van a entregar de manea que sea sostenible, reseñó.

Además es un proceso que no se puede revertir, añadió.

Una de las competencias más complejas es la de Tránsito y Transporte porque le significó a los municipios mover toda su institucionalidad, indicó.

Autogestión

María Caridad Vázquez se refirió también a la autogestión que realizan los GADs para generar sus propios recursos. Dijo que las prefecturas de Tungurahua, Pichincha y Carchi tienen un modelo de gestión muy fuerte en lo relacionado a los cooperantes internacionales, presentan mayor número de proyectos, por ende, captan mayores recursos de la cooperación por lo que van haciendo menor la dependencia del gobierno central.

“En el nivel local, en el caso de los municipios, la cifra donde los gobiernos locales aumentan sus tributos más o menos está en un 23% desde el año 2011 al 2015 y esto ha hecho que municipios que nunca antes cobraban tasas, o por contribución de mejoras, empiecen a cobrar”, subrayó.

Hay municipios que dependen del gobierno central en casi el 90% y otros que, apenas, dependen en el 40% por lo tanto son autosuficientes, han trabajado mucho en la cultura tributaria dentro de su localidad, tienen muy buenos servicios, añadió.

“La salud de las finanzas locales o subnacionales es muy importante para la propia autonomía”, dijo.

Las opciones que tienen los municipios o gobiernos locales van desde el cobro de tasas, contribución de mejoras o por servicios básicos como agua, alcantarillado, aeroportuaria o por revisión técnica vehicular. (ANDES/La Nación)