Actualidad

Ecuador cuenta con seis reservas de biósfera reconocidas por la Unesco

La Reserva de Biosfera de Bosque Seco se ha convertido en la sexta inscrita por el país en la Red Mundial y señaló que otras áreas están en análisis para ser incluidas.

GUAYAQUIL. La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por su sigla en inglés) declaró al Bosque Seco de Zapotillo, ubicado en Loja, como reserva mundial de la biosfera, de esta manera Ecuador suma su sexto bosque reconocido internacionalmente.

La portavoz de la Unesco en Ecuador, Saadia Sánchez, comentó que se trata del segundo año consecutivo en que Ecuador recibe tal distinción,

Dijo que Ecuador es el único país del mundo que reconoce en su Constitución los derechos de la naturaleza, al tiempo que resaltó el trabajo que viene realizando el Gobierno en defensa del medio ambiente.

Tras esta designación y de acuerdo al expediente técnico, el trabajo de conservación del bosque será integral, involucrando a los habitantes de las 501 mil hectáreas. Los cantones incluidos en la reserva del bosque seco son: Zapotillo, Macará Puyango, Pindal, Celica, Sozoranga y Paltas en Loja, mientras que en El Oro está el cantón Las Lajas.

El bosque que tiene más de 500 mil hectáreas dentro de las cuales se localizan ecosistemas importantes como el bosque tropical, bosque muy seco tropical, bosque seco tropical y bosque seco pre montano.

La Red Mundial de Reserva de la Biósfera conserva la diversidad biológica, la investigación científica, la observación permanente y la definición de modelos de desarrollo sostenible al servicio de la humanidad.

La Unesco entregó el miércoles al Ministerio de Ambiente de Ecuador la declaración a esa región fronteriza con Perú, por lo que  la Cancillería a través de un comunicado dijo que “la participación de Ecuador en la Red Mundial de Reserva de la Biosfera facilita la cooperación y los intercambios a nivel regional e internacional”, precisó

El canciller en funciones, Leonardo Arízaga, señaló que el reconocimiento surgió de las comunidades, en un trabajo conjunto con el Gobierno y la representación del país en la Unesco, que ha promovido la iniciativa en los últimos cinco años.

Añadió que la declaración de la Unesco busca “mantener el estado y la funcionalidad de la biodiversidad de los bosques secos”, promover “el desarrollo sostenible de las poblaciones humanas” e impulsar iniciativas de “investigación, educación, observación permanente, participación social, demostración e intercambio, desarrolladas en el territorio de la reserva”.

De su lado, la ministra de Ambiente, Lorena Tapia, explicó que la declaración permitirá compatibilizar los aspectos de la conservación ambiental con el desarrollo de las actividades humanas.

“Hoy la Unesco ha reconocido como reserva de biosfera al Bosque Seco de Loja, esto sin duda muestra como la cultura ecuatoriana va cambiando hacia una visión que ve posible un desarrollo sostenible, que haga compatible la conservación y las actividades humanas”, insistió.(DO/Efe)