Economía

Ecuador coloca 1.000 millones de dólares en bonos soberanos para programa de inversiones

El 88% de los 570 proyectos aprobados están a cargo del Ejecutivo y su meta es cumplir los preceptos del Plan Nacional para el Buen Vivir

QUITO. Con el objetivo gubernamental de diversificación de fuentes de financiamiento del presupuesto del Estado para ejecutar inversiones que promuevan el desarrollo nacional, Ecuador colocó $ 1.000 millones en bonos soberanos en el mercado de capitales internacionales para financiar el Plan Anual de Inversiones (PAI) programado en el Presupuesto General del Estado de 2016.

Estos bonos fueron negociados en Estados Unidos a un cupón de 10.75% y un plazo con vencimiento a marzo de 2022. La oferta de la República atrajo a 119 inversionistas de Norteamérica, Europa, Asia, Medio Oriente y Sudamérica. Participaron bancas de inversión, aseguradoras, fideicomisos,  entre otros, informó la secretaría de Estado mediante comunicado.

Y es que la economía ecuatoriana atraviesa por dificultades debido al impacto de factores externos como la caída del precio del petróleo, la apreciación del dólar, devaluación monetaria en los países vecinos y reducción de ingresos por exportaciones. A esto se sumó un devastador terremoto de 7,8 grados de magnitud que dejó pérdidas por unos 3.300 millones de dólares; y el pago a empresas petroleras por fallos judiciales internacionales (1.000 millones de dólares a Oxy y 100 millones a Chevron).

Cabe destacar que en julio pasado el país andino colocó una cifra igual en el mercado financiero internacional con las mismas condiciones.

Por ello, el Plan Anual de Inversiones (PAI) de Ecuador de 2016 se programó en 5.349 millones de dólares con un total de 570 proyectos.  De estos,  $ 2.713 millones (51%) están destinados a proyectos de sectores estratégicos, talento humano, producción y desarrollo social.

El 88% de los 570 proyectos aprobados están a cargo del Ejecutivo y su meta es cumplir los preceptos del Plan Nacional para el Buen Vivir principalmente los orientados a asegurar la gestión soberana y eficiente de los sectores estratégicos, mejorar la calidad de vida de la población y auspiciar la igualdad, cohesión, inclusión y equidad social y territorial.

Para el ejercicio fiscal de 2016, el gobierno ecuatoriano ha priorizado la construcción e implementación de unidades educativas y hospitales; becas estudiantiles, alimentación escolar, la Ciudad del Conocimiento y grandes obras como  las centrales hidroeléctricas  Coca Codo Sinclair y  Minas – San Francisco, entre otras.  (ANDES/VCV/La Nación)