Economía

Ecuador bajo ataque: pelear la guerra contra el terrorismo le ocasiona al Estado otro hueco en el Presupuesto General

Ecuador atraviesa una de las peores crisis de su historia, esta vez en manos de un novel gobierno que en la desesperación se contradice, porque determinar cuánto costará afrontar la guerra contra el terrorismo es una tarea compleja.

Ecuador lleva cinco días en guerra, tiempo en el cual se ha detenido a más de 100 personas reconocidas como terroristas, aunque durante este periodo sean más de mil los encarcelados en un desafiante proceso de conflicto armado interno.

Y hay más. Cárceles intervenidas con policías y militaresoperativos de cientos de uniformados en al menos 10 provincias del país que intentan neutralizar a los miembros de 22 grupos calificados como terroristas y en medio de esto, la búsqueda incesante de dos peligrosos cabecillas de esas bandas.

Lo apremiante de la situación es que al país todo este inédito proceso le está saliendo caro, tomando en cuenta que ya se arrastra una severa crisis económica que ha ido en escala, desde la caída del precio del barril del petróleo, la pandemia por covid 19 y un 2023 que deja cientos de negocios cerrados a causa de las extorsiones que también generan una importante crisis migratoria.

Sí, Ecuador, atraviesa una de las peores etapas sociales y que debe enfrentar un novel gobierno que en la desesperación se contradice, porque determinar cuánto costará afrontar un estado de guerra, contra el terrorismo, es una tarea compleja al no existir claridad de la duración del conflicto.

Ahora bien, con todo esto, 2024 no se muestra nada halagador para el fisco que cerró el 2023 con menores ingresos y el aumento de gastos condujeron al déficit público a la exorbitante cifra de USD 5 747 millones, 4,8 por ciento del PIB, afirma Jaime Carrera, director del Observatorio de la Política Fiscal.

“El gobierno acudió a desesperados arbitrios para financiar el déficit, el pago de amortizaciones y otros pasivos. Un fisco en soletas, que en 2024 tiene pocas probabilidades de salir de la sala de terapia intensiva”, explica Jaime Carrera, economista.

El experto dice que lo actual es consecuencia de varios años, por ejemplo, entre 2022 y 2023, hubo menores ingresos por USD 2 300 millones que impulsaron el déficit, “los recaudos tributarios se redujeron en USD 945 millones y los petroleros en USD 1 886 millones. Lo insostenible de las cuentas públicas se evidencia, cuando los USD 19 174 millones de ingresos totales no alcanzaron para cubrir los USD 20 864 millones de gastos corrientes”, dice Carrera.

Jaime Carrera explica que el déficit se expandió por el aumento de USD 2 033 millones en los gastos corrientes, el pago de sueldos creció en USD 564 millones, “recordemos que se aprobó el aumento de sueldos a los maestros sin financiamiento. Además, se crearon cerca de 30 000 nuevos empleos públicos entre profesores, médicos, policías, guardias penitenciarios y otros”.

Para 2023 el pago total de sueldos alcanzó los USD 10 130 millones, esto significa que eso consume toda la recaudación del IVA e impuesto a la renta. Existen 492 000 personas que cobran del presupuesto, es decir, el 2,9 % de la población.

Propuesta de aumentar el IVA al 15 % para combatir la guerra

La propuesta de aumentar el IVA la 15 % para combatir esta guerra no es la solución, dice Fausto Ortiz, exministro de Finanzas, y añade que no se hace necesariamente para el tema de la inseguridad, y lo afirma porque cuando se lee el proyecto de ley se busca corregir el enorme déficit fiscal en todas sus aristas, pero hay que entender que ese dinero apenas se verá en abril por ello no lo ve coyuntural, sino estructural.

Ortiz hace la explicación, y dice que el Servicio de Rentas Internas (SRI) recauda en promedio USD 8 mil millones anuales, de eso, a Finanzas le podría llegar en el mejor año, y pone de referencia el 2018, USD 6 400 millones, y como referencia del último año (2023), da la cifra de USD 6 100 millones, con esos números, “cada punto del IVA serían como USD 500 millones, y esa cantidad por punto de aumento da USD 1 500 millones en la expectativa de un año completo”.

Pero, si se aprueba en la Asamblea,el aumento en febrero, empezaría a regir en marzo, y Finanzas recién podría contar con ese dinero en abril. El economista menciona que si el hueco fiscal es tan grande, sin duda ve como una alternativa corregir con el IVA, pero cree que no tiene el respaldo en el Legislativo, algo que el presidente ya sabría; sin embargo, al recibir la negativa usará su otra carta, los subsidios a los combustibles.

Fausto Ortiz, quien fue entrevistado en el programa radial Del Día a la Noche, en Radio Centro, finaliza diciendo que definitivamente hay que entender que no se tratan de recursos para la guerra, y que ojalá sea corta, porque no se puede dejar de atender otros frentes como Salud, Educación o temas sociales. También afirma que ya no hay como mirar atrás con respecto a gastar menos, porque no se trata de bajarle a los gastos para el déficit arrastrado, hay una necesidad de generar como sea más ingresos.

Al hablar de gastos, Jaime Carrera hace un desglose que para él sí es preocupante. Dice que el Estado en bienes y servicios creció en USD 165 millones, el gasto por las transferencias al IESS por el 40 % de las pensiones de los jubilados creció en USD 500 millones, el gasto por el pago de intereses de la deuda externa, de multilaterales y bonos basura, aumentó de modo importante, en USD 798 millones, mientras, el gasto de inversión se redujo y fue casi inexistente.

Por ello, Carrera dice que no resulta difícil inferir lo inmanejable de las cuentas públicas, cuando faltaron USD 5 747 millones para cubrir los USD 24 921 millones de gastos que tienen, según él, “una perversa estructura».

Los sueldos públicos USD 10 130 millones, el pago de bienes y servicios USD 2 098 millones, la mayoría en educación y salud. Las transferencias al IESS, ISSFA e ISSPOL, USD 3 083 millones, los bonos a los más pobres USD 1 295 millones, el pago de intereses de la deuda interna y externa USD 3 190 millones. Y por último, las transferencias a Municipios, Prefecturas y Juntas Parroquiales que es de USD 3 198 millones.

Las cuentas por pagar del presupuesto al cierre de 2023 fueron de USD 3 541 millones, valor al que se agregan USD 1 000 millones de cuentas por pagar anteriores a 2023. Las cuentas por pagar al IESS fueron de USD 1 394 millones, a los Municipios y Prefecturas de USD 871 millones, a proveedores del Estado USD 767 millones. Inclusive parte de los sueldos de diciembre se pagaron en enero de 2024.

Así las cosas, el Estado atraviesa un problema fiscal y si ya faltaba dinero, pues hoy va a faltar más. Lo novedoso y preocupante de esto es sin duda, que Defensa empezará a desarrollar una ejecución presupuestaria con la misma o mayor velocidad que Salud o Educación.

El exministro de Economía, Fausto Ortiz, dice que el problema está en la liquidez, “porque la parte presupuestaria no es un problema, el problema está en la plata, en el efectivo que tengo que darle al jefe de la unidad para que vaya con los muchachos a poder comer a alguna parte, para que vayan a tanquear”, menciona.

A estas alturas de la situación nacional, las Fuerzas Armadas debe haber ya presentado ante el Ministerio de Economía y Finanzas a cuánto ascienden sus gastos operativos diarios y el Gobierno ya debería tener luces de cómo va a afrontar la necesidad de recursos.

Daniel Noboa ha dicho que se seguirán recortando gastos, que además se busca toda la ayuda internacional que sea posible y, aunque dijo textualmente que no se va a ahogar a la ciudadanía con nuevos impuestos, está claro que no podrá cumplir su ofrecimiento.

Fuente:  Ecuavisa