Economía

Ecuador: Avicultores preocupados por escasez y alto precio del maíz para alimentación de aves

Gran preocupación existe dentro de los avicultores por el alto precio del maíz a nivel interno y las pocas alternativas que hay para sustituirlo por otra materia prima en la dieta de los animales.

Diana Espín, directora ejecutiva de Conave, dijo a este medio que el  abastecimiento lo tienen las empresas grandes que han tenido capacidad de almacenamiento  y compra de maíz, “no tenemos la información de la cantidad almacenada porque es variante, el precio del maíz en Ecuador está muy alto,  sobre los 20 dólares, no tenemos muchas alternativas para cambiar la dieta porque el maíz conforma  hasta el 60 o 65 % de la participación  para alimentar a las aves y cerdos, hay temor porque tocará pagar un precio alto” expresó la directiva.

Insistió que el mayor temor es si no hay esa materia prima o si no llega, anotando que otro de los riesgos que ve el sector es que con todos los problemas internacionales por la guerra los precios sigan subiendo no solo en Ecuador si no en el mundo, debido a la escasez.

Destacó que nuestro maíz puede salir por frontera de contrabando a Perú y Colombia y la peor parte de esto es que no se tendría una data de la cantidad de maíz que saldría, “como ustedes saben hay una política de maíz nacional que nos impide la importación a menos de que un balance de oferta y demanda lo evidencie, pero como evidenciarlo si no hay una data formal que nos muestre cuanto salió, ese es otro de las preocupaciones que tenemos” indicó.

Una de las alternativas para sustituir el maíz puede ser el sorgo, pero por ser blanco no da la misma coloración que el maíz y se tendrá que colocar otros materiales para igualar la calidad y color, con trigo tampoco se puede porque igual hay escases, si hay gran preocupación, en el sector, anotó.

Por su parte Marisol Molina de la Asociación de productores de huevo de Ambato expresó que el sector avícola ha tenido problemas de escases de maíz desde hace mucho tiempo, el tema de costos empezó al inicio de la pandemia estando en 3,20 dólares la cubeta de 30 huevos grandes. “Actualmente estamos analizando que otras materias primas pueden ayudarnos y estamos tratando de comprar directamente a los productores ya que los intermediarios están aprovechándose de la situación y vendiendo el maíz a un precio muy alto este es un tema que hace rato viene sucediendo, argumentó.

“Estamos en negociaciones con los productores porque empezó el pico de la cosecha, aún se tiene algo de maíz de la importación pasada, pero estamos tratando de comprar directamente con los productores, aunque uno de los problemas que hemos podido apreciar en campo es que los productores no tienen secadoras entonces lo que estamos viendo es como tener ese servicio y almacenamiento” acotó.

Indicó que el precio del huevo lo determina el mercado, y que no es un precio fijado por el sector, “todo depende de la demanda por ejemplo ahorita con semana santa y entrada a los colegios ha aumentado el consumo” dijo.

Jacinto Orellana Gerente agrícola de la región Costa norte de Agripac añadió que en la última campaña de invierno se vendió suficiente semilla de maíz, aunque se han reportado unas pocas áreas sin sembrar.  “Lo más preocupante es el uso de semilla clandestina de la que no se sabe el origen que se recicla, por ahora los precios del grano, han subido se está manejando un precio de 20 dólares seco y limpio cuando el precio es de 14,80”.

Destacó que la empresa conto con suficiente semilla para el área que se sembró lo que ocurrió es que los productores decidieron sembrar semilla clandestina y por eso ha quedado semilla.

Creo que habrá escases de grano de un 30% por las áreas no sembradas y por uso de semilla no certificada.  Sé ha hecho habito de conseguir semilla clandestina pensando que no hay que fertilizarla ni hacer labores de campo sin darse cuenta que a esas semillas deben tener las mismas labores” expresó.

En su opinión la mayor preocupación es el área que no se ha sembrado por falta de recursos, lo que va a perjudicar la cantidad de grano que se necesita para la alimentación animal, “creemos que no vamos a llegar al millón 200 mil toneladas que se necesitan en el país, ya que por la semilla reciclada se ha bajado la producción, por lo que se necesitará importar” puntualizó.

Fuente: El Productor / www.elproductor.com