Actualidad

Ecuador, “alarmado” por otro suicido de migrante

El INM de México informó que un extranjero de origen ecuatoriano, de 24 años de edad, se quitó la vida en la estación de la agencia federal en Morelia, Michoacán.

GUAYAQUIL. El Canciller Ricardo Patiño expresó ayer su “alarma” por el aparente suicidio de otro migrante ecuatoriano en México el fin de semana, el segundo caso de las mismas características ocurrido en el último año. Esto “nos alarma, nos preocupa sobremanera. Ya es el segundo caso”, dijo en una conferencia de prensa en el Puerto Principal.

El sábado autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) de México informó que un extranjero de origen ecuatoriano, de 24 años de edad, se quitó la vida hoy en la estación de la agencia federal en Morelia, estado suroccidental de Michoacán.

El cuerpo de Ángel Agustín Taco Vimos fue encontrado por migrantes guatemaltecos, quienes se percataron de que se encontraba colgado con una bufanda en el baño de hombres, por lo que dieron aviso al personal del INM.

De acuerdo con el texto, Taco Vimos ingresó a la estación migratoria el 5 de marzo y de ello se dio aviso al consulado de Ecuador para su reconocimiento de nacionalidad y retorno asistido.

“El INM informa que las autoridades competentes realizarán la necropsia de ley, así como las investigaciones que sean necesarias para determinar la causa de la muerte del extranjero, y se dio inmediato aviso a la representación consular de Ecuador”, apuntó el INM en un boletín.

Por lo que Patiño resaltó que el Gobierno está ya en contacto con su familia para analizar las circunstancias del suicido del joven, si así hubiera sido, para ver si hay más responsabilidades.

Este es el segundo caso en menos de un año. El primero fue de la niña ecuatoriana Joselyn Nohemí Álvarez, de 12 años, que fue hallada muerta, el pasado 11 de marzo, en una habitación de una casa-hogar ubicada en México. En las investigaciones realizadas por la Fiscalía de México se determinó que Nohemí se suicidó colgándose con una cortina de baño.

Este hecho ocurrió luego de que la menor tratara de viajar a través de coyoteros a Nueva York (EE.UU.) para reunirse con sus padres, Martha y José, quienes viven allí desde hace 10 años

Ante esta perdida, Patiño hizo un llamado a las personas que están planificando viajar de esta manera. “Les imploramos a las familias que por favor no envíen a niños, a jóvenes, en situación de migración riesgosa”, sostuvo.

Patiño recordó que al contratar a ‘coyoteros’ las familias están exponiendo a los menores a “bandas peligrosísimas que violan, secuestran y asesinan a migrantes en su paso por Centroamérica rumbo a Estados Unidos. (DO/La Nación)