Economía

Ecuador: Aguacate de Imbabura y Carchi se abre paso en Europa

En tres provincias de la Sierra Norte se ubica la mayor cantidad de hectáreas para cultivos de exportación y consumo local.

Posicionar el aguacate ecuatoriano como uno de los más apetecidos del mundo es el objetivo a largo plazo de los productores nacionales, quienes miran en este fruto un potencial similar al de las flores, que actualmente ocupa el cuarto sector de exportaciones más importantes del país.

Según el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), entre las principales productoras de aguacate se encuentran tres provincias de la Sierra Norte, con alrededor del 60% de participación.

En primer lugar está Carchi con un cultivo promedio de 2.500 hectáreas en este 2022. Le sigue Pichincha con 2.000 ha y en tercer puesto está  Imbabura con 1.500 ha. Luego, con un menor porcentaje destacan Azuay y Tungurahua. A escala nacional se estima que hay 8.000 hectáreas cultivadas con ese fruto.

Jorge Altuna, gerente de Corpoaguacate, que agrupa a 25 productores nacionales, explicó que del total de cultivo nacional, solo 2.000 hectáreas producen aguacate de la variedad Hass, que se destina para exportación. El resto opta por la variedad ‘fuerte’, que es para el consumo local.

El tipo Hass, según Altuna, está entre los más apetecidos por mercados internacionales y por los exportadores de aguacate. Se destaca por tener un mayor tiempo de maduración frente a otras clases. En Carchi hay 200 hectáreas de esta especie, siendo la mayor productora, mientras en Imbabura y Pichincha promedian las 150, en cada una.

El largo tiempo de vida del fruto facilita su traslado por vía marítima (en contenedores). El producto demora más de 20 días en llegar a su destino y debe mantenerse fresco en las perchas de venta otras dos semanas más para su comercialización.

Cifras positivas

De enero a abril de 2022, según las estadísticas que maneja Corpoaguacate, desde el país se han enviado de 40 a 45 contenedores, con 22.000 kilos de aguacate cada uno, a destinos internacionales, principalmente europeos, con mayor presencia en España, Holanda y Suiza.

Esto representa alrededor de dos contenedores semanales, que a decir de Altuna no tienen ni punto de comparación con los dos contenedores anuales que enviaban hasta hace menos de dos años.

“En cada contenedor de 40 pies se van 22.000 kilos. Recuerdo que en 2017, cuando arrancamos, entre experimentos marítimos y aéreos, se mandaron 18.000 kilos, que es menos de un contenedor. En 2020 ya subió a dos contenedores, con 40.000 kilos, mientras en 2021 ya se fueron cerca de tres a cuatro, con 80.000 kilos. A la fecha, desde que empezamos la primera exportación, ya estamos cerca de los 800.000 kilos enviados internacionalmente”, mencionó Altuna, al tiempo de afirmar que en noviembre y diciembre los volúmenes se duplicarán.

Ventajas frente a competidores internacionales

Para Jorge Altuna, gerente de Corpoaguacate, los diferentes pisos climáticos que tiene el Ecuador le dan al país un potencial superior frente a sus rivales comerciales, como Perú, Chile o Colombia, los cuales tienen un mercado de aguacate mucho más desarrollado.

La siembra se puede hacer tanto en la Sierra como en la Costa. Altuna aclara cuando se cosecha en el Litoral uno de los problemas principales es que la comercialización, pues el cultivo está listo en la misma época de venta comercial que Perú, que es el mayor productor entre abril y junio, saturando los mercados, con precios más bajos; mientras que la recolección en la Sierra se da desde octubre hasta marzo, cuando Perú no está presente, Chile baja su producción y Colombia comienza a sembrar.

“Es una época privilegiada para el país, porque nosotros no podemos como agricultores decidir con esta planta cuándo vamos a cosechar, pues depende de los pisos climáticos. Por ejemplo, desde 1.800 metros sobre el nivel del mar hacia arriba, vemos una diferencia de una a dos semanas en los huertos”, expuso.

“Igual, las condiciones de horas luz, calidad de agua y tipos de suelo, nos dan una ventaja. Así como llegamos con las rosas a tener se renombre mundial, yo pienso que podemos hacer lo mismo con el aguacate”, añadió.

Mercado

Un fruto con buena proyección

Desde 2020, el aguacate gana espacio como uno de los productos no tradicionales con mayor exportación del país.

La última semana de abril de 2022, en Ibarra (Imbabura) se organizó un congreso internacional sobre el aguacate, con técnicos y productores de México, Chile, Perú y Ecuador.

El Ministerio de Producción estima que este fruto podría generar unos $360 millones por año, con al menos 35 mercados potenciales de venta.