Deportes

Dura caída del Arsenal y cede el liderato al City en la Premier League

Por muy cerca que estén las ciudades de Mikel Arteta y Unai Emery, el Aston Villa fue, en su visita al Emirates Stadium, más ‘amigo’ del Manchester City que del Arsenal.

El conjunto de Birmingham se está jugando un puesto en la Champions League 2024-2024, pero los villans pueden haber dilapidado, queriendo o sin querer, la candidatura del conjunto londinense al título liguero. Nadie había ganado al Arsenal en Premier League en lo que iba de 2024 (10 triunfos y un empate), hasta que los pupilos de Unai Emery llegaron al norte de Londres (0-2).

De poco sirvió la inspirada actuación de Martin Ødegaard durante los primeros 45 minutos. Los gunners se estrellaron con un muro y, a falta de cinco minutos para el final, la pared construida por el Aston Villa en el Emirates Stadium se le vino encima al Arsenal. Los goles de Leon Bailey y Ollie Watkins silenciaron por completo el feudo gunner.

El Manchester City ha demostrado no necesitar ‘socios’ para ganar ligas, pero la ayuda externa nunca estará de más. Si el Crystal Palace dio la primera alegría a los mancunianos asaltando de manera sorprendente Anfield (0-1), el Aston Villa hizo lo propio en el norte de Londres. Dos triunfos, los de eagles y villans, que dejan a Arsenal y Liverpool en segunda y tercera posición respectivamente, a dos puntos (71) del equipo de Pep Guardiola (73). Pero el triunfo de los pupilos de Unai Emery no solo beneficia a Pep Guardiola. El equipo de Birmingham, tras el batacazo del Tottenham en Newcastle (4-0), vuelve a ser cuarto con 63 puntos.

Ødegaard brilla, el ‘Dibu’ también

Martin Ødegaard, a quien Mikel Arteta sí mantuvo en el once titular antes de la visita al Allianz Arena –Gabriel Martinelli, Jorginho y Jakub Kiwior comenzaron el encuentro en el banquillo–, se propuso dar un recital ante el Aston Villa liderando la presión, filtrando pases y haciendo jugar a su equipo. Y tanto que lo hizo. Los gunners recuperaban fácil y arriba, en gran medida gracias al noruego, y las ocasiones no tardaron en llegar. Kai Havertz tuvo la primera, el cabezazo de Gabriel Jesús hubo más de un aficionado local que lo vio dentro y el disparo de Bukayo Saka, tras un impresionante pase en profundidad del ‘8′ local, se estrelló contra el lateral de la red.

Las apariciones desde segunda línea de Kai Havertz estaba siendo especialmente dañinas para el conjunto de Birmingham, pero tan cierto es que los pupilos de Mikel Arteta fueron mejores y superiores a los de Unai Emery durante los primeros 45 minutos como que el Aston Villa estuvo tan cerca de estrenar el marcador como el Arsenal. En cuestión de un minuto, Ollie Watkins mandó un disparo al palo y el ‘Dibu’ Martínez dejó una de esas intervenciones que lo elevan al top de porteros de la Premier League. El disparo a bocajarro de Leandro Trossard se topó con el pie salvador del meta argentino a cinco minutos del final del primer tiempo.

Emery silencia el Emirates

El equipo de Unai Emery es una roca, y en los segundos 45 minutos volvió a demostrarlo. Los gunners salieron tan mandones como en el primer, pero, otra vez, fue el palo el único que evitó el tanto del Aston Villa. El disparo de Youri Tielemans desde el pico del área se estrelló en el larguero y botó sobre la línea de gol antes de salir repelido de la portería local. Otro “uy” para los seguidores villans, aunque lo mejor aún estaba por venir.

Mikel Arteta empezó a priorizar el encuentro de vuelta de cuartos de final de Champions League ante el Bayern de Múnich y, minutos después de que el técnico español sustituyera Martin Ødegaard, Ben White o Gabriel Jesús, el Aston Villa asestó un golpe que podría ser definitivo en la carrera por el título liguero. El gol de Leon Bailey en el 84′ enmudeció el Emirates Stadium, pero la sentencia de Ollie Watkins apenas tres minutos después terminó por silenciarlo.

Los villans había embotellado al cuadro local en su propio área en los compases finales de encuentro y, al contrario con el Arsenal, no desaprovecharon su superioridad. Pau Torres no acertó a rematar en el primer palo un pase de la muerte desde el costado zurdo, pero el extremo jamaicano sí lo hizo en el segundo. Con los de Mikel Arteta volcado, el Aston Villa cazó a la zaga gunner en un contragolpe y el ariete inglés de los villans, que suma 26 goles esta temporada y está a tan solo un tanto de los 20 de Erling Haaland en Premier League, picó el balón por encima de David Raya en el mano a mano. Segundo asalto a los (casi) inexpugnables templos de Liverpool y Arsenal, en favor del Manchester City, completados.

“Lo mejor está por venir”

Victoria, portería a cero y de vuelta a la cuarta plaza. La tarde perfecta para el Aston Villa de Unai Emery, y para Pau Torres. Los villans asaltaron el Emirates Stadium y el central español, a su paso por la zona mixta, atendió en exclusiva a AS y talkSPORT: “Venir a este estadio y ganar le da al equipo un plus de reconocimiento”. El exjugador del Villarreal, además de valorar su continuidad en el once titular del Aston Villa durante los últimos partidos, habló sobre sus posibilidades de estar en la lista de Luis de la Fuente para la Eurocopa del próximo verano.

Victoria ante el Arsenal y en el Emirates Stadium: “Sí, una victoria muy importante para nosotros. Teníamos que aprovechar estar jornada el tropiezo del Tottenham y el empate del Manchester United. Nos queríamos distanciar un poco y sumar los tres puntos porque queda muy poco de liga y sumar cada punto es muy importante. Venir aquí, a este estadio, y ganar le da al equipo un plus de reconocimiento y de que estamos haciendo una muy buena temporada. Últimamente nos estaba costando un poco más, pero el equipo vuelve a jugar bien, a ganar y eso da confianza”.

Lucha por la cuarta plaza: “Todos los partidos son muy difíciles. Al final de temporada todos los equipos pelean por algo: mantenerse en la categoría, entrar en Europa… Cada uno por sus objetivos, y en la Premier no te puedes confiar en ningún partido, y así lo estamos viendo”.

¿Qué les dijo Unai Emery antes del partido contra el Arsenal?: “Pues que hoy teníamos una oportunidad, en un campo importante y ante un grandísimo rival que está peleando por la liga, de demostrar que ya somos capaces de competir contra este tipo de equipos. Les pudimos ganar en casa pero era muy importante para nosotros el venir aquí y mostrar una buena imagen. Teníamos que aprovecharlo”.

¿Qué cambio del primer al segundo tiempo?: “En la media parte, tanto Unai (Emery) como su cuerpo técnico nos enseñaron imágenes. Vimos cómo podíamos salir un poco mejor de la presión desde atrás y a partir de ahí el equipo se asentó en la segunda parte un poco más en campo rival. Pudimos tener también la pelota, que para nosotros era importante, y vinieron las llegadas y ocasiones en esa segunda parte. Nos sentimos más cómodos en el segundo tiempo que en el primero”.

¿Como se está viendo personalmente esta temporada?: “Bien, creo que bien. Sí que es verdad que el inicio de temporada fue bastante bueno, pero después tuve que estar un tiempo fuera por la lesión del tobillo y no terminaba de coger (el ritmo). Volví a entrar con el equipo y recaí. Ahora, por fin, estoy sin ninguna molestia, jugando estos últimos partidos (como titular) y otra vez cogiendo confianza. Lo mejor todavía está por venir. Queda lo mejor de la temporada, peleando por la Conference, que tenemos un partido muy importante el jueves, y en liga peleando por entrar en Champions, que siempre tener esos objetivos son cosas importantes y bonitas”.

No estuvo en la última convocatoria de Luis de la Fuente. ¿Se ve aún con posibilidades de ir a la Europa?: “Sí. Como te digo, me tengo que centrar en el trabajo de aquí, en el club. Terminar lo más arriba posible y, por qué no, conseguir otro título para el Aston Villa. A partir de ahí, ponerle las cosas difíciles al seleccionador y ya se verá. Él es el que decide y todo es respetable”.

TOMADO DE DIARIO AS