Deportes

DT de Peñarol, Mario Saralegui, fue suspendido tres partidos y multado con 7.000 dólares

Conmebol sancionó al técnico Mario Saralegui, exjugador de Barcelona de Guayaquil, con tres partidos de suspensión y 10.000 dólares de multa por protagonizar un incidente con el árbitro que dirigió el partido entre su equipo, el Peñarol, y Atlético Paranaense por la primera fase de la Copa Libertadores.

Según publica el portal elobservador.com.uy, la Comisión de Disciplina de la Conmebol suspendió tres fechas al técnico charrúa por el incidente que protagonizó con el árbitro paraguayo José Méndez, en el último partido de los aurinegros con los brasileños.

Agrega que la multa se redujo a 7.000 dólares e igual deberá cumplir los partidos de suspensión.

El primer partido de inhabilitación ya lo pagó la semana pasada cuando Peñarol, por la Copa Sudamericana, se enfrentó ante Vélez Sarsfield, en Buenos Aires, y el segundo será este miércoles en el juego de revancha que se realizará en Montevideo.

Saralegui fue expulsado a los 85 minutos del partido ante los brasileños por increpar al árbitro, además quiso avanzar sobre el encargado de impartir justicia y fueron sus jugadores quienes lo calmaron.

Cuando Peñarol ganaba 3-2 a Paranaense y clasificaba a los octavos de final de la Copa Libertadores (por el resultado que se registraba entre Colo Colo y Jorge Wilsterman, luego quedó eliminado) Saralegui ingresó a la cancha a increpar al árbitro, desplazó con la mano en la espalda al línea Milciades Saldívar y se lo escuchó gritar: «Eh.. ¿Por qué me echás? Estás vendido…».

Inmediatamente los jugadores le pidieron calma al grito de «¡tranquilo, Mario!», como se pudo escuchar en la transmisión de televisión. El defensa Gary Kagelmacher se arrimó y buscó contener a su entrenador. «Ya está, Mario, tranquilo. Andá que lo ganamos».

Sin embargo, el entrenador no escuchó. Atropelló y se llevó por delante al línea Saldívar al que empujó en procura de llegar al árbitro Méndez, aunque no logró su objetivo. Mientras le gritaba, se lo llevaron al vestuario.

El resultado de aquella violenta situación que se registró fue por lo que aplicó la sanción este lunes la Conmebol.

Ahora Peñarol deberá definir si paga la multa de 7.000 dólares o si se la descuenta al entrenador.

Por lo general, las sanciones a jugadores y entrenadores de Peñarol son asumidas por el club, pero por la forma en que se dio la situación y la disconformidad que existe en el seno del club con la conducta del entrenador, es posible que la directiva resuelva cargar a Saralegui la multa.

El tema se resolverá en el Consejo directivo. (D)

 

 

 

EL UNIVERSO