Opinión

Dos temas muy importantes

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

 

 

Han sido llamados a juicio, los militares pertenecientes a la Fuerza Aérea del Ecuador, por el tema de la destrucción del radar de Montecristi, encontrándose por disposición del Juez que lleva la causa, con medidas sustitutivas, cuando estos delincuentes deberían estar encerrados de por vida, por el delito cometido que es el de TERRORISMO, TRAICIÓN A LA PATRIA, asociación ilícita, sabotaje, cohecho, etcétera…

Las pruebas o indicios encontradas por laboratorios en el exterior, es que utilizaron explosivo plástico, de exclusivo uso militar para destruir el radar por parte de estos criminales. No fue por falla de material o por qué vino con algún desperfecto lo que ocasionó el daño del RADAR, de manera profesional y con conocimiento, estos traidores y criminales, colocaron el explosivo por encargo de las mafias, allí donde el daño que ocasionaría la explosión y sin dejar casi ninguna huella, volvería inservible el radar…

Que consiguieron con la destrucción del radar, ayudaron a que los narcotraficantes sigan operando con total impunidad, con aeronaves clandestinas como perro en su casa. Lo realmente inaceptable, es que la inteligencia militar, no haya podido obtener de las declaraciones de los implicados, quién los contrató, cuanto recibieron por el trabajo de terrorismo, ¿por qué han sido tan pendejos en dejar de pensar en algo que era evidente, cuando los mismos encargados de brindar seguridad e incluso declarado el lugar donde estaba instalado el radar, como zona estratégica militar, para evitar casualmente lo que ellos hicieron, siendo los custodios y además miembros de nuestras Fuerzas Armadas en servicio activo?…

Por aquello esos criminales, deberían desde mi criterio, ser «fusilados» por alta traición y terrorismo, basta de la alcahuetería del garantismo y de leguleyadas…al paredón.

El otro tema era, lo que la Corte CONSTITUCIONAL, el viernes pasado resolvió, que existiendo una guerra (conflicto interno) no era necesario la declaratoria del (Estado de excepción) puesto que la doctrina militar, el derecho internacional, el sentido común, así lo exigen en estos casos… Bueno me alegra que así lo haya resuelto la CC, porque esa ha sido, fue y será mi tesis, mi criterio, y el tiempo me ha dado la razón, el empleo de las Fuerzas Armadas, no requieren de Estado de excepción cuando las circunstancias y las amenazas, atentan contra los intereses vitales, los objetivos nacionales permanentes , la seguridad y la soberanía del Estado…

Durante años esa ha sido mi tesis, tuve en el camino muchos militares, como Moncayo, Jarrin, San Miguel, Molina, (expertos y máster en seguridad) etcétera, ministros de Defensa militares en servicio activo y pasivo, que, en algunos comentarios, me intentaron descalificar, se burlaban, incluso me insultaron en algunos chats de militares en servicio pasivo y activos, que opinaban totalmente lo contrario a mi tesis…

No importa, la Corte Constitucional me ha dado la razón, y la pregunta planteada en la consulta popular, es y era innecesaria, pero está hecho, siempre las Fuerzas Armadas podían operar, pero sus imbéciles y algunos cómodos jefes y ministros de Defensa, alegaron que esa no era su misión, que no estaban capacitados, que podrían contaminarse, etcétera…

Nada de la grave situación que vivimos en seguridad sucedería, si me hubieran escuchado y puesto en ejecución los diferentes gobiernos desde la época de Rodrigo Borja a la fecha…

A todos los gobiernos les envié documentos, en que advertía la presencia del terrorismo y del narcotráfico, como peligrosas amenazas que afectarían nuestra seguridad Nacional, nada hicieron…

Bueno de loco, ignorante, bocón, hasta de traidor me calificaron, persona no grata a los militares…algunos seguramente vinculados a los carteles de la droga y de la corrupción, me tildaron y trataron de descalificar… No importa, siento pena y mucha tristeza, porque de haberme escuchado, muchos no hubieran perdido la vida, no tendríamos tantos jóvenes y niños contaminados por el uso de drogas, y otra sería nuestra realidad…

Nuevamente: mejor tarde que nunca, y a esos militares ignorantes, pónganse a meditar, hay que ser flexibles y abiertos, a la dinámica de los acontecimientos, para poder hacer frente a cualquier tipo de amenaza, siendo la peor la ignorancia y las «necedades pagadas».

Semper Fi.