Ciencia

Dos filiales de Samsung aprueban una fusión clave para el futuro del grupo

Se espera que la operación se haga efectiva a finales de agosto y de ella nazca el 1 de septiembre una nueva entidad bajo el nombre de Samsung C&T.

SEÚL. Los accionistas de la constructora Samsung C&T aprobaron su adquisición por parte de Cheil, otra filial del Grupo Samsung, lo que supone un avance definitivo en la reestructuración y la sucesión del poder en el conglomerado surcoreano dirigido por la poderosa familia Lee.

El sufragio llevado a cabo en la junta de accionistas de la empresa en Seúl concluyó con un 69,53 por ciento de papeletas a favor con una participación de 553 votantes, el 83 por ciento del accionariado.

Para aprobarse la operación, valorada en unos 8,9 billones de wones (7.090 millones de euros / $7.750 millones), los votos a favor debían superar dos tercios del total.

Por su parte, los accionistas de Cheil votaron previamente por unanimidad a favor de la adquisición de Samsung C&T.

Se espera que la operación se haga efectiva a finales de agosto y de ella nazca el 1 de septiembre una nueva entidad bajo el nombre de Samsung C&T.

La fusión de las dos filiales se observa como un importante paso en el proceso de reestructuración en curso del mayor conglomerado empresarial de Corea del Sur.

El Grupo Samsung, que abarca sectores desde la electrónica hasta la industria pesada, astilleros, productos químicos o servicios financieros, médicos, de turismo y entretenimiento, representa aproximadamente un 20 por ciento del producto interior bruto (PIB) de Corea del Sur. (Efe/La Nación)