Opinión

Dos emprendedores del Ebre inventan una aplicación que catalaniza el teclado

Han sacado al mercado ‘Keycat’, una herramienta que, por ejemplo, hace que la tecla de la ‘ñ’ pase a escribir la ‘ny’ catalana

Tortosa.(Tarragona).(EFE).- Dos emprendedores de las Terres de l’Ebre han sacado al mercado ‘Keycat‘, una herramienta que permite «catalanizar» los teclados de ordenador, han informado a Efe ambos inventores.

El procedimiento es sencillo, mediante la instalación de un software, la tecla de la ‘ñ’ castellana pasa a escribir la ‘ny’ catalana, y lo mismo ocurre con la ele geminada (l·l), que pasa a ocupar la tecla ‘áé’.

«Los catalanes hablamos, pensamos, soñamos, leemos y escribimos en catalán y es por este motivo por lo que entendemos que no podemos proyectarnos al mundo con herramientas que no son propias de nuestra cultura, como los teclados informáticos que utilizamos actualmente», explican sus impulsores, Mariano Lalana y Robert Guinart.

El paquete que estos días se está presentando y que precisamente ha salido a la venta por el Día de Sant Jordi contiene unos adhesivos serigrafiados que representan los dígrafos «ny» y «l·l», unos adhesivos que sirven para ‘customizar’ los teclados actuales y que se enganchan donde actualmente aparecen las teclas «ñ» y «áé», mientras la instalación del software hace el resto.

«Uno de los rasgos de identidad de la marca España es la letra ‘ñ», el momento sociopolítico catalán actual nos hacen sentir más lejos de esta marca, por lo tanto hemos decidido sustituirla por nuestro equivalente fonético, por lo que representa y porque en abecedario catalán no existe esta letra», defienden sus promotores.

Sin embargo, tampoco han erradicado por completo la ‘ñ’, ya que se puede escribir combinando las teclas AltGr + ny. Para escribir la ele geminada, por otro lado, ahora hay que pulsar cuatro teclas, lo que hace ir lentos o escribirla mal.

«Son muchos los esfuerzos que se han hecho para enseñar a escribir correctamente la ele geminada, pero al final la mayoría de usuarios la escribíamos con un punto normal y, de esta forma, no es correcta», añaden.

Inicialmente han hecho una primera edición simbólica de 1.714 unidades cuyos destinatarios son los usuarios particulares, pero también las administraciones, entidades, universidades, etc.

Fuente: www.lavanguardia.com