Internacional

Donald Trump quiere que sólo los más preparados migren a EU

Habla de una reforma migratoria ‘real y justa’, privilegiando los méritos y aptitudes profesionales

GUADALAJARA. En su primer discurso ante el Congreso y tras un mes en el poder, el presidente estadounidense Donald Trump llamó a la unidad entre republicanos y demócratas para lograr una reforma migratoria “real y justa”, privilegiando los méritos y aptitudes profesionales, por encima de trabajadores poco calificados.

La propuesta, sin entrar en detalles, se liga con varias de las promesas de su campaña: mejorar las condiciones laborales de los estadounidenses, la creación de más empleos, reforzar la seguridad en el país, “restaurar la integridad y hacer cumplir las leyes en nuestras fronteras”.

En este sentido, el republicano destacó que comenzarán la construcción del muro en la frontera Sur, y aseguró que su Gobierno “ha estado trabajando en procedimientos mejorados de investigación de antecedentes”, a fin de mantener fuera lo que daña al país; lo anterior, partiendo de la idea de que los inmigrantes son los autores de la mayoría de los crímenes que se cometen en Estados Unidos.

“Mientras hablamos ahora estamos sacando a los miembros de pandillas, narcotraficantes que afectan a nuestras comunidades. Los malos están saliendo”, advirtió.

Destacó, entre intermitentes oleadas de aplausos, que aplicará nuevos decretos para restringir la inmigración, en tanto que se trabaja en una estrategia “agresiva” para acabar con los carteles que se han instalado en Estados Unidos. Y para quienes ya han caído en las drogas, aseguró que se trabajará en el desarrollo de tratamientos para liberarlos de su adicción.

 Trump se refirió también a la lucha contra el Estado Islámico (EI), “salvajes ilícitos”, y señaló que mientras esté en la Casa Blanca se encargará de que Estados Unidos eche al “enemigo vil de nuestro planeta”.

Diversos analistas coincidieron en que el mensaje de Donald Trump básicamente es el mismo que ha mantenido desde que estaba en campaña, salvo que en esta ocasión resultó menos agresivo. (INFORMADOR/LA NACIÓN)